Selena Gómez nos da una lección sobre amar nuestras curvas

Selena Gomez no ha hecho amar nuestro cuerpo

El deseo de sentirnos atractivas es algo completamente natural. Queremos ser las mejores, las más bonitas y las más deseadas pero cuando estamos rodeadas de titulares que señalan las "abdominales de acero" o el "trasero de impacto" de las famosas, creemos que jamás seremos tan perfectas. Selena Gomez ha sido una de las famosas que nos ha enseñado a no obsesionarnos con ello.  

La cantante de 27 años se ha convertido en un ejemplo a seguir para muchas, especialmente después de pasar una temporada difícil debido al lupus que padece.

Ahora, en Internet están volviendo a circular unas fotos en las que Selena aparece despreocupada con un bikini blanco, sin una gota de maquillaje y con una gran sonrisa.

TAMBIÉN LEE: Así es como Rihanna nos ha enseñado que la sensualidad no es cuestión de peso

Selena Gomez

Ella no sigue las reglas, hace lo que quiere a su antojo y ha sido criticada de muchas maneras: por subir de peso, por mostrar su celulitis o por dejar sus rollitos al descubierto.

Y es que aunque cada vez se hable más sobre el movimiento body positive, hay quienes parecen seguir ofendidos porque una mujer celebre sus "defectos".  Es momento de hacer los prejuicios a un lado y dejar que cada mujer decida sobre su cuerpo lejos de los números.  

Selena no deja de darnos lecciones valiosas de amor propio, recordándonos que no debemos preocuparnos por ser "demasiado delgadas" o "demasiado gordas", si tenemos los senos grandes o pequeños.

Selena Gomez Selena Gomez - instagram

Lo importante es la aceptación de los diferentes tipos de cuerpo y que la sociedad no determina nuestro valor.

TAMBIÉN LEE: Es momento de dejar de criticar las arrugas de Cameron Díaz (y de todas)

Durante mucho tiempo, la cantante tuvo que luchar contra sus propios demonios al tiempo que tenía que dar la imagen de "niña perfecta". La presión de tener un cuerpo, un maquillaje, un cabello y una sonrisa perfecta la llevaron al colapso, razón por la que decidió alejarse de los reflectores un tiempo.

Poco a poco la cantante ha regresado a la vida pública y mientras que no ha dejado de hacer música, cada vez es más cuidadosa con su privacidad. Ante todo, Selena nos pone a reflexionar sobre lo fuertes que podemos llegar a ser y que la vulnerabilidad no es debilidad.

Selena Gomez y las fotos de su infancia que comprueban que era la reina de los rizos

 

Te recomendamos en video