logo
Cuando llegas a los 35 aprendes que no tienes que convencer de lo lejos que has llegado
Wellness 21/07/2021

Cuando llegas a los 35 aprendes que no tienes que convencer de lo lejos que has llegado

Vive tu vida a tu manera y no conforme a lo que los demás esperan

Llegar a los 35 puede ser aterrador. La gente espera demasiado de ti y te presiona para que tengas la vida que ellos consideran es “lo mejor” pero ¿realmente lo es?

Conforme pasan los años, te das cuenta que vas tomando caminos diferentes a los que tenías planeado. Quizá no trabajas en lo que soñaste de niña pero conseguiste algo mejor o al menos has vivido experiencias que te han hecho sentir satisfecha. O quizá sí conseguiste todo eso con lo que soñabas pero algunas cosas no te hicieron tan feliz y tuviste que cambiar el rumbo.

sex and the city

Todo lo que has vivido hasta ahora es parte de lo que te ha convertido en una mujer fuerte, capaz de enfrentar los obstáculos una y otra vez sin importar cuántas veces caigas.

De una cosa debes estar segura: no tienes que probarle nada a nadie porque cada pequeño logro que has tenido ha sido un paso enorme

.

carrie bradshaw

No tienes que convencer a nadie de lo mucho que vales ni tampoco de lo lejos que has llegado. Todos tienen metas diferentes y cada quien llega a ellas a su propio ritmo. La plenitud y la felicidad adquieren diferente significado para cada quien.

A los 35, todos esperan que estés casada, con hijos, quizá con un negocio propio o un álbum lleno de fotos de viajes y una cuenta jugosa en el banco. A los 35, todos esperan que seas una experta en cocina, ama de casa perfecta y con un puesto ejecutivo que diga que eres exitosa.

carrie bradshaw

¿Y si no quieres hijos? ¿Y si estás en una relación abierta? ¿Y si sólo te has dedicado a viajar sin preocupaciones? Hay tantas formas en las que ahora podrías estar alcanzando la plenitud, tantas batallas que estás librando y tantos obstáculos que has superado que nada de lo que los demás esperan de ti importa.

¡Es tu vida y de nadie más! Así que por nada en el mundo vivas pensando que debes cumplir con expectativas ajenas.

Cuando no tienes nada que demostrar, eres tú misma. Así que todo lo que hagas que sea por y para ti. No guardes r4encor, no busques venganza. No te sientas culpable por no ser lo que los demás pensaron que serías ni tampoco sientas que no eres suficiente por no tener la vida que otros tienen ahora.

Aprende a tomar tus decisiones pensando en tu bienestar, no en complacer a los demás. Deja de creer que a los 35 “ya no estás en edad”. Las mujeres no tenemos fecha de caducidad como nos han hecho creer cuando aparece la primer arruga. Estás a tiempo de vivir muchas cosas, de conocerte mejor y entender lo que en verdad quieres y necesitas, lejos de todas esas expectativas ajenas.

El miedo siempre se hará presente, especialmente si ya has pasado por muchas decepciones. Pero cuando entiendes la importancia de ser paciente, te das cuenta de que no tienes que convencer a nadie de todo lo que has logrado. Sólo tú sabes lo mucho que te ha costado llegar hasta aquí.

Más de este tema

Las mujeres fuertes saben darse una segunda oportunidad en el amor

A los 30 aprendes que no tienes que demostrar a nadie que mereces ser amada

Aferrarte a un amor no correspondido evita que llegue quien te ame de verdad

Te recomendamos en video