Así es como puedes cuidar tu salud mental en tiempos de tantas malas noticias

Las malas noticias están a la orden del día pero no debes permitir que eso afecte tu salud mental

Cuanto más tratamos de mantenernos al día con las últimas noticias, más abrumadas terminamos por sentirnos. Y es que en medio de notas banales de famosos o shows de televisión, están aquellas que muestran una realidad más cercana a la nuestra.  Hay tantas situaciones tristes y traumáticas que pasan en el mundo y que nos preocupan profundamente. La violencia está a la orden del día y el bombardeo constante de malas noticias nos hacen pensar en lo vulnerables que somos.

¿El resultado? Ansiedad, fatiga, estrés, pérdida del apetito, insomnio o mal humor. Además, la tecnología se ha convertido en un arma de doble filo donde por un lado nos permite enterarnos de lo que acontece en el mundo, prácticamente al minuto y por otro, se vuelve una constante involuntaria recibir esas notificaciones.

LEER MÁS: Vivir con miedo no es vida

El cerebro humano está configurado para prestar atención a la información que nos asusta o inquieta, un concepto conocido como "sesgo de negatividad", según la psicología. Esto es lo que provoca que validemos más las noticias de impacto negativo y que por ende, terminen afectando nuestras percepción y emociones con mayor fuerza.

Por supuesto, es importante mantenerse informado pero hay que aprender a filtrar y controlar las emociones que esto nos provoca.  Aquí hay algunos consejos para lograrlo.

Elige cómo consumes noticias

No es necesario que elimines todos los medios de comunicación para evitar que te deprimas sino de tomar las decisiones correctas. Lo mejor que puedes hacer es elegir tus fuentes de información y los horarios en los que las consumes. Euilibra las malas noticias con historias inspiradoras de modo que tengas dos caras de la moneda sin ignorar lo que pasa en el mundo. Puedes leer todo lo que está ocurriendo en el país pero después de ello, busca algo que te levante el ánimo como una noticia de un perrito que fue rescatado y ahora es feliz o lo que sea que te recuerde que también hay cosas buenas en el mundo.

TAMBIÉN LEE: Hasta las mujeres más fuertes necesitan un descanso

No consumas noticias en el dormitorio

Evite revisar las noticias a primera hora de la mañana y justo antes de acostarse, cuando estás en tu cama o en tu habitación. Esto evitará que te deprimas desde el momento en que abres los ojos o que te mantengas despierta por la noche. Designa un momento específico para leer, mirar o escuchar las noticias y trata de hacerlo fuera de tu habitación para que se mantenga como tu "lugar feliz", lejos de lo malo que pasa en el mundo.

Está bien evitar algunas conversaciones

Las noticias, particularmente las grandes que probablemente causen más estrés, inevitablemente se vuelven parte de la conversación en tus redes sociales, chats o reuniones de amigos. Recuerda que está bien elegir no comprometerte a participar en ello si no lo deseas. Si algún tema te resulta estresante, es válido cambiarlo o simplemente decir "prefiero no hablar de esto".

TAMBIÉN LEE: Así es como tu perro te protege de la energía de las personas tóxicas

Enfócate en lo que SÍ puedes resolver

Sentir que todo está fuera de control y que no hay nada que puedas hacer para mejorar es parte de la ansiedad que provoca estar expuesta a tantas noticias violentas. En lugar de desconectarte por completo de las noticias, una forma de lidiar con la ansiedad relacionada con ellas es enfocarte en los problemas que puedes ayudar a resolver.

Pero siempre hay algo que se puede hacer para contribuir a cambios positivos en tu comunidad, familia o trabajo. Recuerda que las pequeñas acciones positivas suman algo grande. Sé parte del cambio desde tu propia trinchera. Cultiva amor y paz. 

Te recomendamos en video