logo
Maternidad 28/01/2021

Cómo calmar los cólicos del bebé sin desesperarte en el intento

Calma a tu bebé de esta fastidiosa molestia.

La experiencia materna está llena de momentos maravillosos, pero también algunos de mucho estrés, aunque existen ciertas situaciones que se repiten en la mayoría de los bebés y son más normales de lo que te imaginas, siempre te generarán una sensación de alarma y más si el llanto acompaña a tu bebé en esa situación.

Una de esas circunstancias que pueden vivir los padres con su bebé recién nacido son los cólicos del bebé o conocido como los cólicos del lactante.

Si tu bebé está lloroso, si le cambiaste el pañal, comió y no logras calmarlo, por el contrario, la irritabilidad se mantiene unas veces más fuerte que otras, quizá es que tu bebé esté sufriendo de cólicos.

Los cólicos son una situación común, lo padecen muchos bebés especialmente entre la segunda y la cuarta semana luego del nacimiento del bebé. Específicamente se trata de contracciones en el abdomen acompañadas de dolor. Cuando esto se presenta el bebé tiene llanto excesivo, intenso e inconsolable, que inician sin razón y no calma con nada. Ocurre con mayor frecuencia en horas de la tarde y la noche.

Sin embargo, siempre es importante que acudas a su pediatra para estar completamente segura, y descartar otros casos.

Aunque este cólico en el bebé aún no tiene una causa precisa, algunos especialistas precisan que puede deberse a:

  • Mala Técnica de Alimentación.
  • Inmadurez intestinal.
  • Alergia a la Proteína de la leche de la vaca, Intolerancia a la lactosa.
  • Depresión postparto de la madre, ansiedad de los padres.

Aunque te suene un poco difícil, es importante que durante los cólicos del bebé mamá y papá mantengan la calma, pues esta será la mejor manera que tienes para ayudarlo porque el estrés pondrá peor al bebé. Si sientes que no puedes manejar la situación pide ayuda a otro adulto, para que no alteres más a tu hijo.

En los momentos de cólicos cárgalo, arrúllalo, cántale. Lo importante es que sepa que estás allí y que, aunque sientes impotencia ante la situación, tu amor lo calmará.

Cómo reconocer el cólico en tu bebé

como saber si tiene cólicos tu bebe

el llanto desconsolado es un síntoma común en el cólico del bebé.

  • Llora con insistencia y durante este período se encoge, cierra sus puños y se pone colorado. Y no se calma, aunque lo intentes.
  • Su sueño es intranquilo: no puede dormirse o se despierta con quejidos apenas se duerme.
  • Tiene la barriguita endurecida.
  • Calma los cólicos del bebé
  • Paséalo para calmarlo.
  • El chupón puede ser una buena herramienta porque la succión puede ayudar a calmarlo.
  • Camínalo en su coche.
  • Tómalo boca abajo y frótale la espalda.
  • Colócale música que lo calme.
  • Puedes darle un baño con agua tibia.
  • Realiza ejercicios con sus piernas moviendo sus piernas en forma de bicicleta o adelante y atrás, eso lo aliviará mucho

Indicaciones para evitar los cólicos en el bebé:

Los cólicos

Los cólicos son una situación normal en los bebés.

Asegúrate de tener una buena alimentación y que el bebé esté comiendo lo suficiente.

No olvides ayudarlo a expulsar los gases luego de sus comidas. Puedes buscar videos que te ayuden a orientarte en la mejor forma de lograr la expulsión de gases.

Amamantar y dar el biberón de manera correcta también influyen, si tienes alguna duda pregunta a tu médico o alguna persona de tu familia que pueda orientarte y aclarar tus dudas.

Verifica si el bebé está evacuando diariamente o si pasan días sin hacerlo, esto también influye.

Los masajes en el abdomen son excelentes, puedes hacerlo cada vez que cambies su pañal y luego del baño, es más puedes aplicarle una crema hidratante especial para niños.

No le administres medicamentos o tés naturales sin consultar a tu médico.

Si la situación de los cólicos no mejora, es mejor buscar la ayuda de un experto, recuerda que es la salud de tu bebé, así que experimentar no debe estar dentro de tus prioridades.

Mas de este tema:

Apps para que los niños aprendan a comer saludablemente

Ejercicios que puedes hacer si estás embarazada

Elementos que no deben faltar en el cuarto del bebé