Náuseas, fatiga y embarazo, seis remedios naturales que te ayudarán

Los síntomas oscilan entre leves e intensos, dependiendo del cuerpo de cada mujer.

Las náuseas y fatiga es algo común durante el embarazo. Más del 80% de las mujeres embarazadas sufren de estos síntomas en los primeros cuatro meses del período de gestación.

Aunque suelen asociarse a la mañana, las náuseas y la fatiga pueden ocurrir en cualquier momento del día. Por lo general, los síntomas oscilan entre leves e intensos, dependiendo del cuerpo de cada mujer.

En ocasiones, las vitaminas prenatales con hierro provocan náuseas y fatiga. Otras veces se producen vómitos intensos y persistentes secundarios a un crecimiento excesivo del tejido de la placenta.

Remedios naturales

Ahora, la naturaleza brinda opciones naturales y económicas que te pueden ayudar a mitigar las náuseas y los vómitos durante el embarazo.

Té de Jengibre

El jengibre alivia la fatiga, el malestar y las náuseas. El jengibre alivia la fatiga, el malestar y las náuseas. - Pixabay

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce sus beneficios en el embarazo como medida de prevención y alivio de las náuseas y vómitos.

Alivia la fatiga, el malestar y las náuseas. También mejora la digestión y tiene un gran poder antiemético.

Infusión de menta

A la menta se le atribuyen propiedades medicinales como combatir las náuseas, los espasmos intestinales y el mal aliento. En el caso de las embarazadas, los expertos recomiendan no tomarse más de dos tazas al día.

Zumo de limón casero

El zumo de limón es capaz de neutralizar los ácidos del estómago. Para realizar este remedio solo debes exprimir medio limón ecológico en un vaso de agua.

Ciertas especias

Aunque no lo creas existen especias que sirven de remedios caseros populares y ayudan a combatir las náuseas y la fatiga.

Las más recomendadas son la canela, que puede reducir la gravedad de las náuseas que las mujeres experimentan en el embarazo. Igualmente, el extracto de comino puede ayudar a mejorar síntomas como dolor abdominal y las náuseas.

Semillas de calabaza

Es otra gran fuente de zinc, mineral antioxidante y antiemético. Además, reduce las náuseas y combate el vómito en las embarazas.

Puedes comerlas colocando un puñadito de semillas de calabaza en las s ensaladas o cremas de verduras.

El olor de la menta

La aromaterapia de menta es otra alternativa que te ayudará a reducir las náuseas y fatiga o vómitos.

Algunos proponen que beber una taza de té de menta puede tener efectos similares contra las náuseas.

¿Qué causa las náuseas en el embarazo?

Los cambios hormonales en el embarazo pueden causar náuseas y vómitos. Los cambios hormonales en el embarazo pueden causar náuseas y vómitos. - Pixabay

– Evita los alimentos y los olores desagradables, ya que favorecen las náuseas.

– Los cambios hormonales en el embarazo.

– Las bajas defensas en el sistema inmunitario.

– Las náuseas del embarazo no siempre están debidas a factores orgánicos. En algunos casos, la excesiva angustia de la mamá puede ser la causante de los mareos, náuseas y vómitos.

Más consejos útiles

El yoga y los ejercicios pueden ser útil para reducir las náuseas en las mujeres embarazadas. El yoga y los ejercicios pueden ser útil para reducir las náuseas en las mujeres embarazadas. - Pixabay

Existen otras recomendaciones que pueden disminuir la posibilidad de reducir las náuseas y ayudar a aliviar sus síntomas.

– Evitar alimentos condimentados o grasosos. Y refuerza tu dieta con otros alimentos como bananas (cambur), arroz o compota de manzana. Esto puede aliviar las náuseas.

– Las comidas ricas en proteínas pueden contrarrestar las náuseas mejor que las comidas altas en grasa o carbohidratos.

– Beber líquidos con las comidas puede aumentar la sensación de llenura, lo cual puede empeorar las náuseas en algunas mujeres embarazadas.

– Evita los olores fuertes. Estos pueden empeorar las náuseas, especialmente durante el embarazo.

– El ejercicio de bajo impacto y el yoga pueden ser maneras particularmente útiles para reducir las náuseas en las mujeres embarazadas.

– También debes evitar los alimentos que resulten fuertes o con olor desagradable es esencial. También es aconsejable evitar los picantes y las cocciones que resulten pesadas de digerir, como las frituras.

– Mantente hidratada. Toma suficiente cantidad de agua durante el día, pero reduce la ingesta hacia el atardecer, para evitar la micción frecuente durante la noche.

Por qué hacer ejercicio durante el embarazo beneficia a tu bebé

Es importante mantenerte activa durante la gestación

Mas de este tema:

Si no controlas el estrés esto puede afectar al bebé

Beneficios de consumir aceite de oliva en el embarazo que también mejoran la salud del bebé

Cuida tu embarazo de la diabetes gestacional con estas recomendaciones