logo
Tres misterios sin resolver del Hotel Cecil que te harán querer ver la nueva serie de Netflix
Lifestyle 13/02/2021

Tres misterios sin resolver del Hotel Cecil que te harán querer ver la nueva serie de Netflix

No puedes perderte Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel, la nueva serie documental de Netflix

Las leyendas urbanas y misterios sin resolver se han convertido en una forma de entretenimiento para los fanáticos de las historias de terror y lo paranormal. Especialmente aquellos casos extraños que llevan años circulando por la red, han dado pie a cientos de podcasts y videoblogs, despertando aún más curiosidad.

Ahora llega a Netflix, “Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil”, un compilado de misterios sin resolver que sucedieron en el famoso hotel. El lugar está lleno de controversias, con una oscura historia de muertes, desapariciones, violencia y suicidios.

También ha tenido como huéspedes a varios personajes infames de la historia como Richard Ramirez (también conocido como The Night Stalker), de quien decían se había quedado ahí durante parte de la oleada de asesinatos que cometió, paseándose entre los pasillos, cubierto de la sangre de sus víctimas.

netflix

La historia de Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel se centra en gran medida en el caso de Elisa Lam, una estudiante canadiense que desapareció durante su estadía y cuyo cuerpo fue encontrado en el tanque de agua en el techo del hotel. Aunque también relata otros detalles escalofriantes que quedaron plasmados en sus paredes.

Aquí te presentamos tres casos espeluznantes que te harán querer ver la serie de principio a fin. 

La desaparición de Elisa Lam 

La historia en la cual se concentran los episodios. Como mencionamos anteriormente, Elisa era una joven estudiante que desapareció sin dejar rastro. Hasta el día de hoy, nadie tiene una explicación ante lo que sucedió con ella pero se ha ligado a la energía paranormal que existe en el famoso hotel.

El 26 de enero de 2013, Elisa Lam llegó a Los Ángeles desde San Diego y se dirigía a Santa Cruz como parte de un viaje en solitario por la costa oeste. Se suponía que el viaje sería una escapada de sus estudios en la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, de donde era originaria. Sus padres estaban al pendiente de ella ya que los mantenía actualizados en todo momento.

Un escalofriante video de vigilancia del hotel capturó los extraños momentos finales antes de su desaparición. En él se puede ver a Elisa entrar en uno de los elevadores, como huyendo de alguien ya que se asoma en repetidas ocasiones y hace una serie de movimientos extraños que hacen creer que había alguien más. Fue después de varios reportes de los huéspedes que decían que el agua del grifo en sus cuartos era de color café y tenía un olor desagradable que el encargado de mantenimiento revisó los tanques. El 19 de febrero descubrió el cuerpo de Elisa flotando

El misterio de la Dalia Negra 

En 1947, una madre y su hijo pequeño se encontraron con el cuerpo desnudo de Elizabeth Short, una joven aspirante a actriz de 22 años, en el barrio de Leimert Park de Los Ángeles. Este estaba tan mutilado que al principio se pensó que era un maniquí. Estaba cortada a la mitad por la cintura y su rostro tenía una enorme abertura desde la boca hasta las orejas, creando un efecto conocido como la sonrisa de Glasgow. Tampoco tenía órganos y había sido colocada “a propósito” en aquel lugar. El asesino nunca fue capturado y la única pista que se tenía era que Elizabeth había sido vista en el Hotel Cecil poco antes de ser asesinada.

hotel cecil

Richard “El acechador nocturno” Ramirez

Richard “The Night Stalker” Ramírez se ganó su apodo al acechar personas y asesinarlas en las calles de Los Ángeles y San Francisco de 1984 a 1985. Era un conocido satanista, usó pistolas, cuchillos, un machete, una llanta de hierro y un martillo para asesinar a sus víctimas. Sus crímenes fueron tan siniestros que el juez describió los asesinatos como “crueldad, insensibilidad y crueldad más allá de cualquier entendimiento humano”. Durante su sádica ola de asesinatos, según los informes, Ramírez a menudo se hospedaba en el Hotel Cecil e incluso se dice que era visto paseando por los pasillos cubierto de sangre.

En aquel entonces las habitaciones costaban solo $14 dólares la noche y el área alrededor del hotel era conocida por ser un lugar frecuentado por los adictos, por lo que Ramírez acechando las calles a altas horas de la noche no habría causado demasiadas sospechas. Murió en el corredor de la muerte en la prisión de San Quintín a los 53 años en 2013.

hotel cecil

Más de este tema

Cinco películas en Netflix que desatan terror y te harán dormir con la luz encendida

La escalofriante historia detrás de Mildred Ratched, la enfermera malvada de “Ratched”

Podcasts que debes de escuchar ahora mismo si eres amante del terror y el misterio

Te recomendamos en video