Celebs

La sociedad juzga a las mujeres que eligen la maternidad tardía y es momento de parar

Las famosas han dejado clari que no hay que juzgar a quien elija la maternidad tardía

Hilary Swank, de 48 años, sorpendió a todos tras anunciar que está embarazada de gemelos. Fue durante una aparición en Good Morning America que la actriz reveló que finalmente había cumplido su sueño de ser mamá al lado de su esposo, el empresario Philip Schneider. “Esto es algo que he estado esperando durante mucho tiempo y lo próximo que haré será ser mamá”, dijo Swank. “Y no solo de uno, sino de dos. No puedo creerlo. Es tan lindo poder hablar de eso y compartirlo”.

La futura mamá primeriza calificó el embarazo como “una bendición y un “milagro total”. Sin embargo, las redes sociales se llenaron de crueles críticas en las que la llamaron “abuela” y hasta “egoísta” por las implicaciones de tener hijos a su edad.

Aunque por supuesto también hubo quien la defendió pues mientras ella esté bien de salud y pueda darles lo mejor a sus hijos, no tendrían por qué cuestionarla.

Las mujeres estamos sometidas a tantas presiones que terminamos siendo juzgadas cruelmente cuando no cumplimos con las expectativas. Una de las situaciones por las que somos tan señaladas es precisamente por la forma y los tiempos en los que ejercemos la maternidad.

Son cada vez más las mujeres que prefieren darse el tiempo para cumplir con otras metas y luego convertirse en madres. Famosas como Hilary Swank, Cameron Díaz, Nicole Kidman, Irán Castillo, Biby Gaytán y muchas más, han sido un estandarte para aquellas que están siguiendo este camino.

Dejemos de juzgar a las mujeres por tener hijos más adelante en la vida

Los tiempos han cambiado y como sabemos, a muchos adultos jóvenes les ha llevado un poco más de tiempo entrar en la siguiente fase de la “edad adulta”. La edad promedio para ingresar al mercado inmobiliario, o incluso mudarse de la casa de sus padres, ha aumentado significativamente junto con la edad promedio para casarse y tener hijos. La comparación con nuestros padres y abuelos que consiguieron todo esto antes de los 30 es ciertamente injusta pues suponen que todos estamos tratando de evitar la inevitabilidad de adquirir responsabilidades cuando la realidad tiene que ver con la falta de oportunidades para tener una mejor calidad de vida.

Sin embargo eso no es todo pues muchos factores influyen en el por qué ha habido un cambio tan significativo en la edad promedio de ingreso a estas determinadas etapas de la vida como es el ser madre.

El tema de la carrera y la educación ha llevado a que las mujeres busquen explorar otras opciones antes de formar una familia. Hoy ser mujer ya no nos limita a que nuestra único propósito sea el ser madres. En cambio, estamos persiguiendo los mismos objetivos, ambiciones y trayectorias profesionales que los hombres. Ninguna debería ser criticada por luchar por objetivos diferentes a los de las generaciones de antes o incluso a los de otras mujeres de la edad porque cada quien vive su propia vida.

Nunca sabremos la historia completa de las demás. No sabemos cuántas veces lo han intentado y fallado. No sabemos si hay cuestiones médicas que les impiden concebir tan fácilmente como otras o si están recurriendo a otros métodos. Hoy los avances médicos permite que una persona cumpla sus sueños de concebir de muchas maneras que antes eran impensables e incluso se han reducido los riesgos de la maternidad tardía.

Y si bien las mujeres somos más víctimas de los señalamientos por “envejecer” y tener que “apresurarnos” para ser madres, la ciencia también ha roto con la creencia de que los hombres pueden tener hijos hasta una edad uy avanzada ya que numerosos estudios recientes han revelado que el esperma, de hecho, envejece. Así que con mayor razón, los avances médicos que permiten a las personas concebir bajo circunstancias diferentes son cada vez más sorprendentes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos