Celebs

Victoria Ruffo reveló su secreto para llorar tan bien en las telenovelas: es muy triste

“Refugio” nuevamente vuelve a las pantallas a contar que ha sido de su vida 10 años después en Corona de Lágrimas 2

Victoria Ruffo resalta que a sus 60 años se siente plena con su vida profesional y personal “con ganas de hacer muchas cosas”.

Le ha tocado en su carrera artística interpretar personajes que sufren toda su vida. Victoria Ruffo suelta las lágrimas con una facilidad que cualquiera puede pensar que en la vida real llora hasta el cansancio.

Hoy comienza una de las producciones más esperadas de la televisión, Corona de Lágrimas 2, un drama que vio la luz hace 10 años cuando “Refugio”, interpretada por Victoria Ruffo, fue echada por el padre de sus tres hijos a la calle y vivió una vida de sufrimientos para sacar adelante su familia.

Esta será una continuación de la vida de Refugio y todos esperan ver de nuevo a la actriz soltando tantas lágrimas como hace 10 años.

“En ese tiempo suceden tantas cosas, por eso aquí vamos a ver todo lo que le ha pasado a esta mujer, tanto bueno como malo, pero siempre unida a su familia”, dijo en entrevista al programa Hoy

Compaginar el trabajo y la familia

Ruffo contó algunos detalles de lo que ha hecho en su vida, tras la primera parte del dramático. “Haciendo cuentas he hecho varias telenovelas, hice una obra de teatro que duró dos años, también me fui de gira, prácticamente lo que hecho es trabajar”.

También habló de su familia y entre risas dijo que ha tratado de combinar su trabajo, con el hecho de ser esposa y madre. “Siempre hemos tratado de compaginar las cosas con el trabajo de mi marido, con el mío, con el estudio de los niños”.

“José Eduardo, ya voló, también, es muy independiente y anda con su carrera, va muy bien”, dijo Ruffo.

Llorar “agota emocionalmente”

Para Victoria Ruffo lo que ha vivido Refugio no ha sido parte de su vida, pero si considera que un personaje que llora todo el tiempo es desgastante para el actor y “acabas muy agotada emocionalmente”.

Para hacer estos personajes “yo sí echo manos de muchas cosas de mi vida, tanto que me han pasado, como las que no me han pasado, y pueden llegar a pasar”.

“Entonces, emocionalmente me desgasto muchísimo, por eso digo que en la vida personal casi no lloro, o sea, yo creo que es por eso porque vengo a llorar en las novelas todo lo que no lloro en la vida real”.

¿El secreto? Almacenarlo todo

Ruffo aseguró que uno de sus secretos es “almacenarlo todo” y a la hora de trabajar “sacó todo ese botecito que traigo lleno y lo aplico a mi trabajo”.

“Llorar es muy fácil, te puedes poner unas gotas o truquearlo, pero el que realmente estés sintiendo eso es lo que va a pasar a través de las pantallas”, dijo al programa “El Show de las Telenovelas” que trasmite tln.

“Tiene que ser neta, porque si no la gente no llora contigo. No he tenido tantos momentos malos en mi vida, pero por ejemplo he matado a mi mamá (…) Digo ¿Cómo voy a reaccionar si se muere un hijo mío? Todas esas cosas las metes en ti y lloras porque lloras”, explicó.

También destacó que hay escenas “tan bien escritas, tan bien echas y tan bien llevadas que la misma secuencia te lleva al llanto cuando tu ya tienes ese personaje apropiado”.

La Reina de las Telenovelas, como la llaman en México, resalta que a sus 60 años se siente plena con su vida profesional y personal “con ganas de hacer muchas cosas”.

Se considera una persona “más ecuánime, más paciente, me vale un gorro otras, me siento plena, me siento muy contenta”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos