TV y Series

Robert Pattinson convence como un Batman atormentado, en una de las entregas más crudas del justiciero encapotado

En la cinta de Matt Reeves, Bruce Wayne está lejos de ser aquel playboy invencible que hemos visto en otras versiones

La espera terminó y finalmente los fanáticos podrán ver The Batman en la pantalla grande. El director y coguionista Matt Reeves, quizá ha creado una de las versiones más crudas del justiciero encapotado, con un Bruce Wayne completamente roto y conflictuado.

Ante el escepticismo de muchos respecto a Robert Pattinson como Batman, debemos decir que lo ha hecho bastante bien y que de entrada, no hay por qué compararlo con un Christian Bale, un Ben Affleck y ni siquiera con un Michael Keaton.

Pattinson reinventa a Bruce Wayne como un hombre recluído que lucha contra sus propios demonios en una Ciudad Gótica oscura y podrida en corrupción. Esto da pie a una interpretación más vulnerable y humana del multimillonario huérfano.

El director dijo en una entrevista con Empire que de hecho se había inspirado en la canción Something in the Way, de Nirvana y que tomó a Kurt Cobain como referencia para el personaje.

Pero los demonios de este joven Bruce parecen desvanecerse en cuanto aparece disfrazado del Caballero de la Noche, convirtiéndose en una pesadilla misma entre las sombras.

Atrás quedó el vampiro adolescente de Twilight y es momento que el público juzgue a Pattinson como el pedazo de actor que es.

Por supuesto este impacto se logra de la mano de la producción de Dylan Clark, la cinematografía de Greig Fraser (Dune, The Mandalorian) y la música de Michael Giacchino (Jurassic World, Spider-Man: No Way Home, Rogue One: A Star Wars Story), quienes en conjunto logran envolver a la audiencia en aquella atmósfera funesta y a la vez inquietante.

The Batman es visualmente espectacular, con escenas trepidantes y estremecedores que te envuelven desde el inicio.

Además de Pattinson tenemos las actuaciones de Jeffrey Wright (James Gordon) y John Turturro (Falcone), así como de Zoë Kravitz (Catwoman), Paul Dano (The Riddler), Collin Farrell (The Penguin) y Andy Serkis (Alfred).

Y sí, por momentos podría pensarse que son Zoe Kravitz y Paul Dano quienes roban el espectáculo. Aunque Collin Farrell merece una mencIón honorífica como El Pingüino”al mostrar una de las transformaciones más impresionantes de su carrera.

Desde el inicio, Reeves fue claro con lo que quería para este Batman

Podría haber una decena de comparaciones entre el trabajo de Nolan y Reeves, así como el de Todd Phillips con Joker, pero algo que hay que dejar claro es que cada una funciona como una historia completamente independiente de la otra.

Matt Reeves quiso un actor joven para su versión de Batman y Pattinson fue la mejor opción. Según reveló fue después de ver su actuación en la película de suspenso y crimen de Safdie Brothers Good Time (2017) que no dudó en castearlo.

“En el proceso de escribir la película, vi Good Time y pensé: ‘Está bien, tiene un tipo de rabia interna que se conecta con este personaje y una peligrosidad, y puedo sentir esta desesperación’, dijo.

The Batman además tiene como inspiración el cómic Batman: Year One, en el cual vemos los inicios de Bruce Wayne como el justiciero de Ciudad Gótica. Reeves estudió a la perfección otras series como Batman The Long Halloween, Batman Ego y Batman Dark Victory para mostrar ese lado detectivesco que no se había explorado en otras versiones cinematográficas.

Puede que este sea un Batman poco experimentado pero definitivamente destaca su habilidad mental por encima de la fuerza física.

Otro punto que hay que aclarar es que no se trata de una película de los orígenes de Batman. En este punto ya sabemos que sus padres están muertos y no necesitamos ver aquella escena del asalto una vez más. Reeves decidió llevarnos directo a la acción y la creciente complicidad entre el hombre murciélago y Jim Gordon.

Es importante advertir que la cinta tiene una duración de 2 horas 50 minutos, además de que la mayor parte está sumergida en oscuridad por lo que puede que resulte agobiante y agotador por momentos.

Reeves, que es experto en provocar tensión en el espectador, buscó crear una experiencia inmersiva, de modo que desde el primer momento, sentirás que estás en la escena, viviendo como el personaje.

The Batman es un mundo oscuro, miserable y políticamente indecente; un thriller de crimen psicológico realmente escalofriante. Puede que “The Batman” no sea para todos pero definitivamente funciona y es una prueba del potencial que tiene DC para fortalecer su universo cinematográfico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos