Critican a la esposa de Hugh Jackman por no tener "un cuerpo escultural" y "verse mayor"

La esposa de Hugh Jackman siempre ha sido víctima de burlas y críticas sobre su aspecto

Hugh Jackman fue captado pasando el tiempo junto a su esposa Deborra Lee Furness en las playas de Nueva York. Las imágenes causaron gran revuelo por el atlético cuerpo del actor de  51 años pero las críticas se dirigieron a su esposa.

En diversos sitios donde circularon las fotografías, los usuarios halagaron a Jackman pero criticaron a Deborra por su aspecto "descuidado".

"¿Es neta que esa es su esposa? Pensé que era su madre?", "Y yo cuidándome para adelgazar y él se fijó en una gorda", "¡Pero qué panzota de la mujer!", "Veo esto y me siento bien, ya no me hago lío por estar flaca jajaja",  "¿Cómo pudo fijarse en ella? Tan guapo él y tan fea ella", "Y yo aquí comiendo atún para estar delgada y cero novio", fueron algunos de los comentarios.   

TAMBIÉN LEE: Es momento de dejar de criticar las arrugas de Cameron Díaz (y de todas)

La realidad es que Deborra siempre ha sido muy criticada y ha estado en titulares que engloban a "las parejas  poco agraciadas de los galanes de Hollywood".  Por si fuera poco, siempre terminan señalando la diferencia de 14 años de edad que existe entre ambos.

Especialmente llama la atención que quienes más critican a Deborra son las mismas mujeres.  

"Qué chistoso que ven estas cosas y las mujeres terminan siendo las más crueles con ellas mismas. Luego se quejan de los estándares de belleza inalcanzables. Menos crítica, más abrazos entre ustedes", ."Ay qué raro que haya mujeres criticando el cuerpo y la edad de la señora. Rarísimo si eso no pasa… hace apenas unos días todas con su foto en blanco y negro y #challengeaccepted y nos apoyemos entre todas ay wow 😒", plasmaron algunas usuarias, en defensa de Deborra. 

En estos tiempos en los que todo parece odio y una guerra de "todos contra todos" no terminamos de aprender a no señalar a los demás por su aspecto. Seguimos creyendo que las mujeres debemos tener cierto tipo de cara o de cuerpo para ser consideradas "hermosas" y "conseguir pareja". Dejamos que la sociedad decida cómo debemos comportarnos o vestirnos para ser aceptadas y ser tomadas en serio.

TAMBIÉN LEE: Selena Gómez nos da una lección sobre amar nuestras curvas

La realidad

Deborra es una mujer altruista y sumamente inteligente. Aunque estudió artes dramáticas, ha logrado llevar una vida discreta al lado del actor. Furness saltó a la fama en 1988, cuando protagonizó la película Shame, por la que ganó los premios a la Mejor Actriz del Círculo de Críticos Cinematográficos de Australia y la Aguja Espacial de Oro.

Ella odia a las personas que la llaman "afortunada" por haber conseguido a Hugh Jackman. Es grosero implicar que Furness "tuvo suerte" al casarse con Jackman, como si él le hubiese "hecho un favor".

"Eso de ser llamada afortunada para mí es una humillación. Es como si sugieres que gané un sorteo al azar", dijo en una ocasión a Australian Woman’s Weekly. 

 

Furness es conocida por su trabajo ayudando a los huérfanos a nivel mundial y la racionalización de las adopciones internacionales, sobre todo en su natal Australia. Además es cabeza de la Fundación Faro para los Niños Desplazados y Familias de Adopción Internacional de Queensland. Deborra es también co-fundadora de Our Hopeland, ONG que trabaja para conseguir una familia a niños sin hogar.

TAMBIÉN LEE: Julia Roberts prueba que una mujer no deja de ser hermosa "a cierta edad"

Un amor que ha perdurado 

Jackman conoció a Deborra mientras estaba en el set del drama australiano Corelli en 1995. Fue amor a primera vista pues dijo que "estarían juntos por el resto de sus vidas". Sólo cuatro meses después, le propuso matrimonio.

Hoy, tienen 23 años de casados. El actor y Furness hicieron un pacto antes de tener hijos juntos para salvaguardar su relación.

En un extracto de The Father Hood: Inspiration for the New Dad Generation, publicado por la revista WHO, Hugh escribió:

"Antes de que tuviéramos hijos, Deb y yo tomamos una decisión bastante simple pero poderosa para mirarnos a los ojos en cada cruce de caminos en vida. Esas encrucijadas son a veces grandes, a veces son pequeñas, a veces ni siquiera te das cuenta de que son encrucijadas hasta que miras hacia atrás ".

Te recomendamos en video