Así es como Kate Middleton ha roto el protocolo Real por el bien de sus hijos

Kate Middleton se ha ganado el corazón y respeto de todos por todo lo que hace por sus hijos

Ser madre no es tarea fácil y hasta Kate Middleton, duquesa de Cambridge lo sabe. No importa si está casada con un príncipe o si tiene un título real, las responsabilidades, el compromiso y los conflictos de tener hijos están presentes todos los días.

Claro, ser de la realeza implica seguir una serie de estrictos protocolos lo cual hace que tenga que idear la forma de mantener el orden sin hacer de lado el cariño hacia sus pequeños.

Por lo mismo, la Duquesa se ha atrevido a romper ciertas reglas. 

A su altura

Un royal jamás debe encorvarse o agacharse, ni poner las rodillas en el suelo o perder la compostura pero Kate sabe lo importante que es hacer contacto visual con sus hijos y hacer que se sientan tomados en cuenta. La Duquesa busca los ojos de sus hijos, lo cual funciona para crear lazos. A menudo se inclina a su nivel lo cual permite tener una mejor comunicación con ellos. Esto también le permite detectar momentos en los que sus hijos podrían sentirse abrumados, ansiosos o simplemente cansados. También funciona cuando quiere imponer autoridad y que la obedezcan.

TAMBIÉN LEE: 4 momentos en los que Charlotte ha roto el protocolo y mostrado su incomodidad

Kate Middleton

Se hace cargo ella misma

Kate decidió prescindir de la tradición real de tener niñeras 24/7 que cuidaran y educaran a sus hijos para hacerlo ella misma como cualquier madre. Así, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis, han tenido de cerca una figura materna que los guíe. Se sabe que Kate se sienta con ellos a hacer la tarea, los lleva a la escuela, asiste a las juntas escolares y juega con ellos cuando hay tiempo libre.  En 2019, fue captada llevando a la Princesa Charlotte en su primer día de clases, donde fue recibida por la misma directora.

Deja que ellos decidan

Algo muy importante es que Kate no obliga a sus hijos a hacer algo que no quieran. Esto puede ser completamente ilógico para un royal, ya que están obligados desde niños a hacer acto de presencia donde no quieren o saludar hasta a la persona que más odian. Sin embargo, Kate reconoce que sus hijos aún son pequeños y que no deberían sentirse obligados a saludar o actuar como si nada les molestase. Ella deja que ellos decidan, sin perder la compostura ni los modales para que se sientan cómodos durante actos públicos o frente a las cámaras.

TAMBIÉN LEE: Kate Middleton rompió esta importante regla de la familia real

Se ensucia con ellos

La realeza debe lucir siempre impecable y llevar outfits de diseñador sin una sola arruga o mancha. Aunque Kate siempre luce impecable, ha roto algunas reglas de vestimenta para su comodidad después de todo, tiene niños pequeños y sabe que debe estar lo más ligera posible para atenderlos. En varias ocasiones se ha visto a Kate vestida muy casual, paseando en familia, corriendo detrás de sus hijos en el parque o sentada en el pasto para jugar con ellos.

Llevó a sus hijos al Chelsea Flower Show 2019

La Duquesa buscó un permiso especial para que dejaran pasar a sus hijos al Chelsea Flower Show 2019. Kate llegó con el Príncipe William, George, Charlotte y Louis antes de que el lugar abriera al público pues quería que fueran testigos del maravilloso jardín que habían diseñado para el evento. El problema era que se prohibía la entrada a niños pequeños pero Kate no quería que se lo perdieran. Afortunadamente obtuvo un permiso especial y los niños reales asistieron felices y claramente disfrutaron su tiempo ahí. Han sido varias las ocasiones en las que ha buscado la forma de estar juntos. 

Te recomendamos en video