El efectivo método de Kate Middleton para controlar a sus hijos cuando hacen rabietas

Kate Middleton ha demostrado que puede ser madre y royal de tiempo completo

Más que una figura royal, Kate Middleton se ha convertido en un modelo a seguir para muchas por la forma en la que desempeña el papel de madre.

Desde que dio a luz al príncipe George, en 2013, Kate supo que sería capaz de entregarse a la maternidad por completo sin dejar de lado sus tareas reales, tal y como lo hizo la princesa Diana es su tiempo.

Kate decidió prescindir de la tradición real de tener niñeras 24/7 que cuidaran y educaran a sus hijos para hacerlo ella misma como cualquier madre. Así, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis, han tenido de cerca una figura materna que los guíe.

Ser madre no es tarea fácil y hasta la duquesa de Cambridge lo sabe. No importa si está casada con un príncipe o si tiene un título real, las responsabilidades, el compromiso y los conflictos de tener hijos están presentes todos los días. Y aunque ella lo define como algo increíble, ha tenido que enfrentarse a un gran reto: controlar las rabietas de sus hijos.

En varias ocasiones, William y Kate han sido captados tratando de controlar a sus hijos en eventos importantes o presentaciones reales. ¿Te imaginas pasar por eso frente a miles de personas que te observan?

De acuerdo con varios portales especializados en realeza,  Kate ha consultado algunos libros para padres para entender un poco más la psicología de sus niños.

Uno de los trucos que ha aprendido cuando el pequeño George se porta mal es pedirle que "tome un descanso" en lugar de pedirle directamente que pare. De este modo, George sabe que está haciendo mal y que debe ir a un rincón de su habitación para jugar tranquilamente o leer un libro.

El duque y la duquesa también han empezado a tocar la música africana de tambores cuando está gritando y fuera de control. Suena loco, pero al parecer les funciona muy bien pues el pequeño se concentra en disfrutar la música en vez de seguir llorando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de НRH PRINCESS CHARLOTTE ♔ (@charlotte.of.england) el 6 Nov, 2018 a las 11:46 PST

Si los niños están peleando en el jardín, reciben una advertencia antes de que llevarlos dentro de la casa, incluso si eso significa que se vayan pateando y gritando.

Y como todos los padres, los duques también han tenido que lidiar con "guerras de comida". De acuerdo con los expertos, si un niño tira la comida al suelo o hace ruidos molestos cuando come, hay que pedirle que limpie su plato y no obtendrá más que un vaso de leche para que se vaya "sin comer".

Si alguno de los niños comienza un berrinche en el suelo, Kate se tira al piso con este y lo imita. Esto hace que lo encuentren como algo gracioso y así recupera la compostura. Pero lo más importante está en que, a pesar de que William y Kate tienen prácticamente todo a su alcance, procuran no consentir demasiado a sus hijos dándoles todo. Al igual que lo hizo la princesa Diana con William y Harry, la pareja real hace todo para mantenerlos con los pies en la tierra de modo que ninguna rabieta es aceptable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de НRH PRINCESS CHARLOTTE ♔ (@charlotte.of.england) el 23 Oct, 2018 a las 11:06 PDT

 

Te recomendamos en video