Siete consejos para que nuestra planta de Nochebuena nos dure más

A la Nochebuena se le considera la planta que simboliza a la Navidad alrededor de todo el mundo.

La euphorbia pulcherrima, también conocida comúnmente como flores de Nochebuena o flor de pascua, es una de las plantas más emblemáticas de Navidad.

En la actualidad, la flor de nochebuena se considera como una de las flores exóticas más elegantes y hermosas del planeta, siendo una de las diez plantas en maceta más vendidas en Europa y Estados Unidos, así como en México.

Su importancia se debe a que se la considera una planta que simboliza a la Navidad alrededor de todo el mundo.

En la decoración del interior del hogar, las flores de pascua y nochebuena son muy ornamentales y visibles por su llamativo color rojo de sus hojas. La tonalidad de sus flores hace que resalten en todo su aspecto visual, por lo que nunca pasa desapercibida.

Cuidados de la flor de nochebuena

A las nochebuenas también se les conoce como Flor de Pascua, pastora o poinsettia. Pertenecen a la familia Euphorbiaceae. A las nochebuenas también se les conoce como Flor de Pascua, pastora o poinsettia. Pertenecen a la familia Euphorbiaceae. - Pixabay

La “nochebuena” es por excelencia la flor de la navidad y representa al 100% su espíritu por traer alegría, elegancia y hasta delicadeza.

Ahora, esta es una planta que requieren algunos cuidados y acá te presentamos los mejores tips y recomendaciones para que te dure muchos años:

– Esta es una planta cuyas flores requieren de una buena iluminación para que las brácteas coloreadas no se decoloren o caigan. En el interior de tu hogar colócala en un lugar donde no reciba excesiva luz solar, podría maltratar y quemar las flores.

– La “nochebuena” no soporta el frío ni el exceso de temperatura, requiere unos 20-22 °C por el día y 16 °C por la noche. Tampoco tolera bien las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura.

– Esta planta requiere bastante humedad ambiental para evitar la caída de sus hojas; riego moderado, ya que el exceso de agua puede pudrir la raíz. En verano y durante la floración, deberás aumentar la cantidad de agua de riego. Lo recomendable es regarla un par de veces por semana.

– Siempre añade un abono rico en nitrógeno al agua cada 10 días, hasta la época de floración.

– Cuando las hojas han caído y pierde sus brácteas se poda la planta dejando tallos de entre 5 y 10 cm. Los tallos cortados se pueden utilizar como esquejes de punta para multiplicar la planta. En zonas templadas, sin riesgo de heladas, se puede plantar en el jardín donde se desarrolle libremente.

– Como toda planta, la “nochebuena” o flor de pascua tiene el riesgo de padecer alguna enfermedad. Esta planta es susceptible a enfermedades fúngicas, bacterianas y parasitarias, por lo que se recomienda periódicamente mirar sus hojas.

– Por último, elige el lugar ideal donde colocarás esta planta y cerciórate que esté alejada completamente del alcance de las mascotas, tanto perros como gatos, ya que la ingesta de esta planta puede ser mortal para ellos.

Así puedes trasplantar la “nochebuena”

Cuidar las nochebuenas es algo maravilloso que te traerá paz y tranquilidad al lugar en donde la coloques.

Si tu deseo es que la planta de nochebuena te dure todo el siguiente año para mantener tu hogar con energías positivas sigue al pie de la letra estas recomendaciones:

Esta planta requiere cuidados específicos durante su floración, además de evaluar el control de temperatura, riego, humedad y plagas. Esta planta requiere cuidados específicos durante su floración, además de evaluar el control de temperatura, riego, humedad y plagas. - Pinterest

– Si a finales de invierno notas que tu nochebuena está casi muerta trasplántala y dale una segunda oportunidad de vida.

– Sácala con cuidado y corta dos terceras partes de sus tallos y podando los aportes muertos.

– Cambia la tierra y vuelve a implantarla manteniendo los cuidados habituales hasta octubre. En todo ese tiempo y por cada día la planta debe pasar más de 10 horas en la sombra, así sus hojas verdes se tornan rojas en dos meses, aproximadamente, para fin de año.

– Si crece mucho más, no dudes en sembrarla en tu jardín y así tendrás un árbol más grande y frondoso.

– Algo importante que debes conocer es que no se deben rociar constantemente las hojas ya que esto podría ocasionar que se manchen o que se decoloren. Si vez que las hojas se ponen amarillas, lo más probable es que les falte luz o nitrógeno o en todo caso, que estén recibiendo demasiada agua.

– Si quieres conservar el color original en sus hojas, no las talles, frotes o limpies con nada, déjala tal como están y seguirá así de hermosa.

– Después de la temporada de floración, es preferible que le dé un poco más de sol, aunque poco. En este tiempo deberás regar sólo una vez a la semana y utilizar un abono biológico orgánico.

– La poda de la planta de nochebuena se debe realizar a principios de año. Cuando las hojas comienzan a recobrar su color verde (entre febrero o marzo), poda un poco la planta para dejarla con una altura aproximada de 20 cms. En unas cuantas semanas verás los retoños, que servirán para decorar tu hogar en la próxima Navidad.

– Abona tu planta de Nochebuena 2 veces al año: la primera en febrero-marzo, usando un abono de crecimiento; y en octubre-noviembre, con un abono específico de floración. Utiliza un abono que contenga nitrógeno, pero que jamás contenga ureas.

Consejos para trasplantar una planta de un lugar a otro y que no sufra

El trasplante es un proceso que resulta siempre difícil para ciertos tipos de plantas

Mas de este tema:

Cinco accesorios infaltables en el interior del hogar y para la Nochebuena

Ocho hábitos para mantener la casa ordenada y presentable

Consejos para trasplantar una planta de un lugar a otro y que no sufra