Consejos para trasplantar una planta de un lugar a otro y que no sufra

El trasplante es un proceso que resulta siempre difícil para ciertos tipos de plantas

Trasplantar esporádicamente tus plantas es algo que debes realizar para fortalecer y mejorar su crecimiento. Aunque parece un proceso sencillo, no lo es. Se deben tener muchos cuidados y hasta acertar en la maceta en donde se colocará.

Ahora, debes recordar que el trasplante es un proceso que resulta siempre difícil para ciertos tipos de plantas y, por ello, siempre se debe realizar con cuidado y con los conocimientos y materiales adecuados.

Una planta sacada de su hábitat natural y colocada en otro espacio puede acarrear problemas. El más común es la falta de adaptación al nuevo ambiente con lo que se corre el riesgo de que se seque y muera.

¿Cuándo cambiar la planta de maceta?

Una planta sacada de su hábitat natural y colocada en otro espacio puede acarrear problemas. Así que debes hacerlo con cuidado. Una planta sacada de su hábitat natural y colocada en otro espacio puede acarrear problemas. Así que debes hacerlo con cuidado. - Pixabay

Los expertos en jardinería aseguran que el momento ideal para trasplantar una planta es cuando la misma comienza su época de floración o de crecimiento.

Otras recomendaciones son las siguientes:

Trasplantar una planta no debe hacerse en temporada de mucho frío por el riesgo de mayor debilitamiento de la planta, en especial, de sus raíces. Trasplantar una planta no debe hacerse en temporada de mucho frío por el riesgo de mayor debilitamiento de la planta, en especial, de sus raíces. - Pixabay

– No hacerlo en temporada de mucho frío por el riesgo de mayor debilitamiento de la planta, en especial, de sus raíces.

– Otra opción más fiable es informarte y documentarte sobre cuáles son los ciclos concretos de la planta que vas a mover para que no corras el riesgo de que se dañe o muera.

– Con relación a la hora del día, es mejor realizar el trasplante siempre lejos de las horas de sol para evitar que las hojas de la planta se queme o dañe por la fuerte exposición de la luz solar. Lo ideal es hacerlo en un día nuboso o al anochecer.

– La mayoría de las plantas deben trasplantarse cada año, pero algunas de crecimiento más lento pueden necesitar hasta 2 o 3 años para requerir un nuevo trasplante.

Consejos para hacer un trasplante

Después de un trasplante comienza el proceso de adaptación. Debes vigilar con atención la respuesta de la planta a su nuevo ambiente. Después de un trasplante comienza el proceso de adaptación. Debes vigilar con atención la respuesta de la planta a su nuevo ambiente. - Pixabay

– Debes tener a mano las herramientas básicas de jardinería: tijeras de poda y una pala esterilizada. Guantes por si la planta que vas a trasplantar es del tipo de las “espinosas”, como el caso de los cactus.

– Antes de retirar la planta de su maceta, revisa primero sus hojas y tallos y retira aquellos que estén secos o en mal estado.

– Elige la maceta ideal y que tendrá como destino final. La maceta debe prepararse con un sustrato y abono adecuado. También debe tener agujeros en su fondo para garantizar un óptimo drenaje.

– Extrae la planta con sumo cuidado y delicadeza. Puedes ayudarte girando la maceta y dando leves golpes en sus costados, o incluso ponerla boca abajo y golpear con cuidado el borde. Ten cuidado de manipular las raíces y de no maltratarlas.

– Afloja las raíces si están muy enredadas o compactadas. Desenredar las raíces ayudará a la planta a absorber mejor los nutrientes en su nuevo espacio físico.

– Coloca la planta en su nueva maceta y cúbrela de sustrato y abono hasta dejar sus raíces enterradas por completo. Riégala ahora para humedecer la tierra y dar a la planta el agua que necesita.

– Deja la planta unos dos o tres días en una zona luminosa, pero en la que no reciba directamente la luz solar. Vigila que no existan variaciones bruscas en la humedad, el tipo de sustrato o la cantidad de luz que recibe.

– Después de un trasplante comienza el proceso de adaptación. Debes vigilar con atención la respuesta de la planta a su nuevo ambiente.

Ocho plantas que son perfectas para purificar el aire dentro de la casa

El aloe vera, las orquídeas y las palmeras son las mejores plantas purificadoras

Mas de este tema:

Macetas originales y elegantes para cuidar tus plantas de interior

Las mejores fragancias para limpiar las energías negativas del hogar

Las 5 plantas de interior que te ayudarán a dormir mejor y relajarte