Deco

Ocho hábitos para mantener la casa ordenada y presentable

La verdadera fórmula para tener un hogar presentable es a través de la organización.

Mantener una casa limpia, ordenada y presentable refleja la verdadera personalidad de las personas que habitan allí.

Y es que tener una casa presentable es también como una especie de “espejo” que refleja qué tipo de mujer hogareña eres.

Ahora, para muchas mujeres tener una casa ordenada puede generar “miedo”, temor y hasta cansancio.

Pero, la verdadera fórmula para tener un hogar presentable es a través de la organización y los hábitos, que los mismos se hagan de manera continua y con responsabilidad.

Los hábitos que nunca fallan

ordenada
Mantener una casa ordenada no tiene ninguna excusa, así que arriba el ánimo.

Mantener una casa ordenada no tiene ninguna excusa, así que arriba el ánimo y sigue estos sencillos hábitos que son todo un éxito:

Haz la cama cuando te levantes

Comienza el día de la mejor manera y con energía. Y qué mejor manera de hacerlo que levantarte y acomodar la cama y tu dormitorio. Una cama bien hecha refleja que eres una mujer ordenada, pulcra y dedicada al hogar.

Saca la basura

Aprovecha y saca la basura todos los días, preferiblemente muy temprano. Así tu casa se mantendrá limpia y sin olores desagradables, que pueden importunar a las visitas. Una casa sin basura, es un hogar higiénico y pulcro.

Lava los platos después de comer

Platos
Nunca dejes los platos sucios después de comer en la mesa o en el fregadero.

Nunca dejes los platos sucios después de comer en la mesa o en el fregadero. Esta es una de las reglas de oro que nunca deben faltar dentro de tu hogar. La pulcritud de la mesa refleja mucho de la clase de mujer ordenada que eres.

Recoger la mesa, despejar la encimera, poner el lavavajillas o fregar platos antes de irse a dormir te permitirá arrancar al día siguiente con buen pie y mucha energía.

Guarda los objetos en su justo lugar

Cuando llegues de la calle siempre guarda todo en su justo lugar. Esto es clave para mantener una casa limpia y ordenada. Tener todo guardado también te facilitará la limpieza diaria y te hará el trabajo mucho más fácil y sencillo.

No te cuesta nada dejar la chaqueta, bolso o lo que lleves en el sitio que le corresponde.

Ordena la ducha y el baño

Limpiar la ducha, el inodoro y el lavabo del baño después de cada uso sólo se tarda un par de minutos al día. No hay nada más agradable que entrar en un baño limpio, pulcro y ordenado.

Puedes dedicar sólo unos 15 minutos todos los días para esta tarea. Puedes implicar a toda la familia en este hábito.

Nada de compras compulsivas

Esta es una regla útil para mantener una casa ordenada: evita el consumismo. Trata de no traer nuevos objetos a la casa. En todo caso utilizar la regla de “uno entra, dos salen”: por cada objeto que entra en casa, deshazte de dos que no te sean útiles.

Además, reduce los espacios de almacenamiento: así acumularás menos objetos que puedes dejar el cualquier lado del hogar.

Ventila los espacios

ventilar el aire
Bastan solo unos 15 minutos para renovar el aire de una habitación y que la casa huela siempre a limpio.

Un aspecto fundamental a la hora de limpiar la casa es ventilarla con regularidad, abrir las ventanas y puertas para que circule el aire y salga el olor a humedad.

El dormitorio puedes hacerlo a diario mientras haces la cama. Y el resto de estancias, mientras te duchas, recoges, desayunas o limpias.

Bastan solo unos 15 minutos para renovar el aire de una habitación y que la casa huela siempre a limpio.

Puedes usar también plantas que purifican los espacios como la planta de serpiente, palmera, aglaonema, potus, hiedra, filodrendos, aloe vera, palmera de bambú, orquídeas, entre otras.

Adiós a los trastos

Una casa limpia y ordenada también pasa por eliminar “trastos”, es decir, todos aquellos objetos, aparatos y ropa que ni te gustan ni utilizas.

Además, “des trasteando” ganarás más espacio y tendrás menos cosas que limpiar. Y cuando se trata de agilizar y facilitar la limpieza es fundamental ordenar y, sobre todo, retirar objetos del suelo. Así será más fácil luego barrer, fregar el piso o pasar la aspiradora por todos los espacios.

Mas de este tema:

Consejos para trasplantar una planta de un lugar a otro y que no sufra

Macetas originales y elegantes para cuidar tus plantas de interior

Las mejores fragancias para limpiar las energías negativas del hogar

Tags

Lo Último


Te recomendamos