Wellness

Cuando disfrutas estar contigo misma entiendes que tener pareja no lo es todo

Deja de sufrir por estar soltera y aprende a ser feliz sin pareja

Aprender a estar contigo misma te vuelve poderosa

El amor de pareja es hermoso pero no lo es todo, nadie te salvará ni te hará sentir completa como pasa en las películas. Sí, tener una relación es genial pero también otras cosas de la vida que no implican estar con alguien sino contigo misma.

Lo sé, llega un punto en el que piensas que algo te falta y que te estás perdiendo de esa felicidad que otros tienen. Quizá ya has tenido varias relaciones que no han funcionado y ahora mismo te cuestionas si hay algo malo contigo.

Estar soltera no es ninguna condena a la soledad

Todas pasamos por momentos así; todas llegamos a dudar y a sentirnos solas, pero todo mejora cuando aprendes a dejar de ver la soltería como una condena.

Estar soltera no significa que estés sola ni tampoco condenada a una vida miserable. Tampoco significa que no eres bonita o interesante ni tampoco que el amor no existe. Para la persona correcta siempre serás suficiente, sólo debes ver todo lo bueno que tienes y llegará.

Cuando aprendes a estar contigo misma, te das cuenta de que eres tu mejor compañía; que todas esas cosas que hacen las parejas también las puedes hacer. ¿Quién dice que ir al cine sola es una vergüenza? Es decir, los asientos son individuales y lo único que debes hacer es mirar una película en silencio.

El amor no se persigue ni se ruega

¿Ir a comer sola te da miedo por lo que pensarán los que están alrededor? Créeme que la mayoría de las personas ni siquiera están preocupadas por lo que haga el de al lado, entonces ¡ve a ese lugar que te hace feliz y pide esa mesa para una!

Es justamente ese miedo al qué dirán lo que nos frena de muchas cosas pero es momento de que aprendas a estar contigo misma y dejar que todo fluya.

Es ahora cuando puedes concentrarte en ti, en lo que te hace sentirte libre y feliz. Es cierto que una pareja te impulsa a dar lo mejor de ti pero eso no significa que una dependa de esa persona para hacer grandes cosas.

Estar contigo misma te ayuda a entender lo que realmente quieres y mereces

Es cierto, el mundo elogia a quienes se mueven en multitud, a los que tienen una amplia red de amigos y amores por montón.

Creemos que movernos en grupo es la única forma de lograr algo y que dos cabezas piensan mejor que una. Si bien es cierto que somos seres sociales y necesitamos de otros, también es importante aprender a estar solos, a sobrevivir por cuenta propia. Esto incluye dejar de creer que una relación es la clave definitiva para ser felices y plenas.

No necesitas una media naranja porque no estás incompleta. Una relación se trata de tener alguien que te complemente y con quien puedas crecer pero para encontrar a esa persona, debes trabajar primero en ti.

Estar contigo misma también te puede impulsar a ser mejor porque tienes tiempo de conocerte y de entenderte, lo que eventualmente te lleva a enfocarte en lo que realmente quieres, necesitas y mereces.

Tags

Lo Último


Te recomendamos