Psico

No todas las mujeres sueñan con una relación seria y no tienen por qué justificarse

Todavía hay quienes piensan que el mayor sueño de las mujeres en general es casarse, pero eso no puede estar más alejado de la realidad.

Samantha Jones de 'Sex and the city'

Aunque en los últimos años ha habido cambios importantes en la sociedad en beneficio de la igualdad, la realidad es que aún hay estereotipos a los que las mujeres debemos enfrentarnos.

Uno de estos es el que asegura que todas queremos siempre una relación seria y anhelamos con locura hallar al hombre correcto con el que podamos cumplir ese deseo “innato” de casarnos.

Dicha creencia errada alimenta otro pensamiento equivocado: solo soñamos con enamorarnos o desarrollamos sentimientos por cualquiera que muestre interés allende al sexual.

A causa de esto, muchos continúan empleando estrategias arcaicas y hasta sexistas, como usar discursos melosos y superfluos, con el fin de que la mujer que les atrae se acueste con ellos.

No obstante, esto no puede estar más alejado de la realidad. Ni todas mujeres desean casarse ni necesitan escuchar mentiras para elegir tener relaciones, ni lo harán con cualquiera.

Últimamente, parece que cuando se sale a una cita por primera vez para conocerse solo hay dos tipos de hombres: los superintensos o los demasiado directos, aunque uno ni los conozca.

Las mujeres no soñamos todas con caminar al altar

Pero el hecho de que accedamos a una salida no quiere decir que ya soñamos con empezar un noviazgo porque, contrario a las leyendas, las mujeres no vivimos a la caza de hombres para casarnos.

De hecho, incluso aquellas que tienen esta meta, puede tener una relación informal en algún momento. A veces ocurre que solo queremos pasarla bien sin tener ningún vínculo sentimental.

Lo que deseamos es disfrutar al máximo la libertad de ser solteras durante un periodo determinado. De ningún modo, esta decisión le da derecho a nadie a irrespetarnos.

Tampoco significa que hayamos elegido vivir de esta manera en espera de un príncipe azul. Muchas de nosotras quizás no queremos estar vinculadas toda la vida al mismo hombre.

Algunas a lo mejor no quieran comprometerse con uno nunca. Tal vez pasa que estamos en un momento de nuestras vidas en la que preferimos permanecer solas.

Sea como sea, no merecemos ser juzgadas, tampoco tenemos por qué dar explicaciones y mucho soportar el ser acribilladas a preguntas cuando dejamos claro que no queremos nada serio.

Una mujer que prefiere tener una relación informal para siempre o por un tiempo no es menos que nadie, lo único que importa es ser sinceras y tener responsabilidad afectiva con las relaciones que tengamos.

Y es que, tener una relación seria o casual, estar soltero o casarse, no es obligado. En la vida, tenemos libertad para decidir y ser fieles a esas decisiones y a nosotros antes de elegir es digno de aplaudir.

Tags

Lo Último


Te recomendamos