logo
Wellness 27/04/2021

Hay más días malos que buenos cuando regresas con un ex tóxico

La ciencia revela por qué nos aferramos tanto a una pareja tóxica.

Tristan Thompson fue acusado nuevamente de haberle sido infiel a Khloé Kardashian y los fans no dejan de cuestionarse por qué no termina por cortar con él. Según fuentes cercanas, una mujer llamada Sydney Chase aseguró haber tenido un encuentro sexual con la estrella de la NBA a principios de este año, mientras que Khloé había asegurado que seguían juntos.

La modelo señaló que durante el mes de enero tuvo varios encuentros con Thompson hasta que descubrió que “él no era soltero”, lo que la llevó a cortar con él.

Terminar con alguien a quien amaste mucho puede ser una de las cosas más difíciles que vivirás en tu vida. Sin embargo, a veces tu mente puede jugar contigo y hacer que seas incapaz de cerrar ese ciclo.

Volver con tu ex tóxico nunca es una buena idea.

Cuando seguimos que esa persona tóxica esté en nuestra vida bajo la idea de que “va a cambiar” o “es mejor que estar sola”, podemos terminar haciéndonos más daño que bien.

Los seres humanos somos criaturas de hábitos, lo que significa que una vez que desarrollamos una rutina, puede ser difícil para nosotros liberarnos de ella.

Según psicólogos, la inestabilidad de una relación enfermiza proporciona a algunas personas una sensación de tranquilidad, y es por eso que se sienten atraídas por ella. No hay nada que arriesgar o perder cuando sabes que el juego final es siempre el mismo.

¿Y por qué ese ex sigue ahí? Es posible que un ex tóxico no te extrañe, pero seguro que extrañarán lo que les diste. Los investigadores Mogilski y Welling (2017) descubrieron que aquellos que tenían rasgos de personalidad más oscuros como narcisismo, duplicidad y psicopatía tendían a seguir siendo amigos de sus ex por conveniencia, sexo y acceso a recursos.

“Ojalá pudiéramos volver a ser como antes”

Muchas veces pensamos que las cosas podrían funcionar si se hubiesen quedado como cuando empezaron.  El comienzo de una relación es un momento mágico; hay una profunda atracción personal y química pero no te puedes quedar en eso. Las personas cambian y eventualmente debe haber una evolución en la relación. Concéntrate en el ahora y en que siempre puedes obtener algo mejor.

En una relación sana, las parejas hablan de sus problemas de una manera madura y respetuosa. Se comunican, se comprometen y expresan sus sentimientos sin levantar la mano, gritar y golpear puertas.

Las personas no cambian.

De acuerdo con la doctora Nancy Irwin, psicóloga clínica del Seasons Rehab Center en Malibu, en California, las personas con cualidades tóxicas son maestros manipuladores, hábiles mentirosos y grandes actores. Pueden estar escondidos en todas partes. De alguna manera hacen que te sientas atraídos por ellos y te vuelven dependientes de su presencia.

“Pueden dejarte emocionalmente agotada. Quieren que sientas lástima por ellos y que seas responsable de todos sus problemas, y luego los arregles también”.

¿La lección? Deja de darles tiempo para que se expliquen. Si realmente le importaras, nunca te trataría así. Si alguien se preocupara lo suficiente como para no arriesgarse a perderte, no tomaría decisiones que te lastiman continuamente.

Deja de pedir perdón pero sobretodo, deja de justificar a esas parejas tóxicas. Deja de conformarte, mereces mas. Sabes que necesitas irte, así que deja de dudar. Él podría hacerte creer que realmente importas y pudo haber sido el único que estaba ahí para ti cuando pasaste por el momento más difícil de tu vida. Pero es una ilusión.

Más de este tema

Sólo una pareja tóxica te hará sentir que eres difícil de amar

5 cosas que las mujeres fuertes no estamos dispuestas a tolerar de una pareja

No te aferres a un amor que duele más de lo que vale

Te recomendamos en video