logo
/ pexels
Wellness 27/01/2021

Vacaciones en pandemia: ¿Es posible desconectarse de lo malo?

Conoce cómo disfrutar, pese a los momentos difíciles que se viven.

Por : Marisol Sagredo, psicóloga

Chile se encuentra en pleno verano, y las vacaciones están siendo un tema para las personas por el contexto “pandemia” en el que se están viviendo. Y comienzan a surgir los cuestionamientos: ¿Estará bien tomarse vacaciones?¿Qué medidas adoptamos en vacaciones? ¿Juntarse o no con más gente en vacaciones?, preguntas que todos se están haciendo, y que muchos con culpa, porque no saben si está bien o mal el querer darse un tiempo libre, de desconexión en época de Coronavirus. Para resolver estas dudas, y aconsejar acerca de cómo sobrellevar las vacaciones este año 2021, Marisol Sagredo Psicóloga, entrega algunos tips.

Es importante afirmar que LAS VACACIONES SON NECESARIAS. Con pandemia o sin pandemia, con cuarentena o sin, es necesario después de un año de trabajo arduo tomar un descanso. Según diversas investigaciones, tomarse en épocas normales (sin un contexto de coronavirus) 3 o 4 semanas de descanso sería el mínimo necesario para lograr desconectarse, teniendo resultados positivos en la salud mental. Bajo ese contexto, ya nadie podría decir que tomarse vacaciones no es una necesidad. Sumémosle un factor más: recordemos que el año 2019 en Chile tuvimos el estallido social y…¿Qué creen?, según la investigación hecha por la Universidad de Playa Ancha un 56% de las personas encuestadas no se tomó vacaciones por las repercusiones post-estallido (falta de recursos y/o inseguridad).

Sabemos que durante estos meses de verano la incertidumbre es nuestra compañera: podemos “planificar”, entre comillas, porque todo es posible en la realidad actual, pero cuesta decidir. Las vacaciones de este año son estresantes de por sí, quienes trabajamos, las planificamos con anticipación y la incertidumbre no hace más que aumentar los niveles de estrés asociados a ellas.

Entonces si algo es imposible negar es que todos necesitamos tomar vacaciones. Así que si podemos tomarlas ¡Hagámoslo! Obviamente el contexto ideal sería fugarse de nuestra normalidad: salir de casa, estar en un ambiente diferente, ver otros paisajes, disfrutar experiencias nuevas; todo esto para hacer que nuestro cerebro se desconecte de la rutina y el trabajo al que hemos estado ligados. También es posible que muchos no puedan (o quieran) salir fuera de su ciudad o casa, si esto es así igualmente es una opción pero dándose el tiempo y espacio para”sentirse” de vacaciones”.

Pero…¿Es posible tener un real descanso en el contexto pandémico actual? ¿Podemos vivir de manera plena las vacaciones en medio de esta crisis sanitaria? Sí. Algunas recomendaciones serían las siguientes:

Es normal sentir miedo, pero no si te paraliza

El miedo a contraer COVID-19 está. Todos lo tenemos aún más cuando nos vemos bombardeados por las redes sociales y los medios de comunicación. Muchos tienen las posibilidades y ganas de salir fuera de sus ciudades de origen pero no lo hacen por miedo. ¿Está bien eso? El miedo es una emoción innata en los seres humanos, por lo tanto sentirlo está bien. El problema aparece, en este caso por ejemplo, cuando sientes que no puedes salir aún cuando cuentas con las medidas de seguridad y cumples las normas impuestas por las autoridades de salud correspondiente. Si el miedo te paraliza haciendo que pases todo el verano diciéndote “si hubiese salido de vacaciones….”, “me hacía tanta ilusión ir a….”, etc. quiere decir que no aprovecharas las vacaciones como quieres y necesitas. La recomendación es: cuídate pero vive.

Deja la culpa fuera

Muchos trabajadores sienten que el salir justamente en esta época en la que se ven los coletazos del 2019 y 2020 es una irresponsabilidad. Créanme; trabajadores culposos pensando en sus deberes laborales mientras están de vacaciones o preocupados por la posibilidad de algún contratiempo en la oficina hay muchos. Es por eso que la mejor recomendación es que se dejen los proyectos-trabajos lo más ordenados posibles y entregados a una persona responsable que se haga cargo ante cualquier contratiempo. Así, disfrutar la experiencia de las vacaciones sin tener la cabeza en la oficina y el cuerpo en otro lugar será una realidad.

Desconéctate…¡pero de verdad!

¡Que importante! Uffff me encantaría decirles que si fuera posible no llevaran artículos electrónicos a sus vacaciones; pero sé que es imposible y fantaseoso de mi parte. Pero, sí quiero que recuerden que durante este año transformamos (para muchos) el trabajo en “teletrabajo”, haciendo que teléfonos, computadores personales y tablets se transformarán en objetos laborales. El dejar de simbolizar estos elementos con trabajo es difícil, pero no imposible. Solamente comprométete a una cosa: no te conectes a ellos de no ser necesario, o en su defecto, hazlo para distraerte: jugar, hablar con familiares, conectarte con amigos, etc. Olvídate de los mails laborales y del whatsapp de tu equipo de trabajo. Este tiempo es para estar desconectado.

¡Adiós a la rutina!

Esta recomendación es, sobre todo, para quienes se quedan en casa para las vacaciones. ¡Olvídense de la rutina! Si durante el año tenían un horario y manera de hacer las cosas, durante sus vacaciones háganlas diferente. Cambien las horas para levantarse, la rigidez con las comidas, los horarios de lectura, etc. Darse tiempo de ocio puede ser muy positivo para desconectarse. Cuando pensamos en nuestra casa, generalmente, la relacionamos con descanso siendo el espacio en donde ocurre la desconexión con nuestro trabajo, el problema es que con la llegada del Covid-19 no ha sido posible. Es por eso que es fundamental que recuperemos la idea de casa=descanso.

Date gustos y haz lo que quieras hacer

¿Te ha pasado que en vacaciones terminas haciendo lo que dicen que será mejor para ti y no lo que tú realmente quieres? Desgraciadamente este hecho es mucho más común de lo que creemos y puede conllevar a que el descanso buscado no sea eficiente. Es importante que te conozcas y seas fiel a lo que necesitas para estar bien, solamente tú sabes qué es fundamental para sentirte descansado.

Es más importante la calidad de la cantidad

Aunque salgas tan solo un par de días de vacaciones … disfrútalas y ponte en actitud de vacaciones. Nunca olvides que es más importante la calidad del descanso que la cantidad.

Enfocarse en “lo que funciona”

Enfócate en lo positivo de tus vacaciones: no importa si debes quedarte en casa o vas a un lugar diferente, lo importante es que destaques y aproveches lo positivo de la experiencia del descanso que vivirás. Pregúntate ¿qué está siendo positivo de esta experiencia de vacaciones atípica? ¡Y aprovéchalo!

Espero que estos tips los ayuden a darle una nueva mirada a las vacaciones y que sus días libres sean reponedores y los recarguen de energía para el nuevo año laboral que está por comenzar. Y recuerden, que si sienten que se les hace difícil, no olviden pedir ayuda porque no son superhéroes, quizás con un pequeño empujón puedan sentirse más descansados y motivados.

Más de este tema