Los errores que se han cometido con el cubrebocas y que han sido fatales

Hasta ahora, los científicos han afirmado que el uso de cubrebocas es lo único que puede reducir la carga viral del COVID-19

A medida que Covid-19 se ha extendido por todo el mundo, ha puesto sobre la mira las medidas que cada país ha tomado para evitar contagios. Pese a que diferentes farmacéuticas están trabajando en una vacuna y las pruebas han dado resultados positivos, aún no hay nada seguro sobre lo que pueda frenar la pandemia.

Hasta ahora, los científicos han afirmado que el uso de cubrebocas es lo único que puede reducir la cantidad de virus que llega a una persona, lo que podría conducir a una enfermedad menos grave si se infecta.

Más razones para usar una máscara

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aseguran que usar una máscara no sólo protege a los demás sino a uno mismo.

También dice que al usar un cubrebocas, puede ayudar a proteger la economía ya que permitiría que las empresas permanecieran abiertas a medida que se reducen los casos.

cubrebocas

Eso sí, el tipo de mascarilla facial y el tiempo que se lleva puesta marcan la diferencia. Los investigadores dijeron que algunas gotitas de coronavirus son más pequeñas que 5 micrones y solo una máscara N95 puede evitar que se propaguen. Sin embargo, también las mascarillas faciales hechas de tela y otros materiales pueden reducir la propagación de estas gotas, siempre y cuando estén hechas con los materiales correctos.

¿Cuáles son los errores más comunes con respecto a los cubrebocas?

Usar el cubrebocas de manera incorrecta

Al igual que la ropa, los cubrebocas vienen en una variedad de tamaños y tipos. Todos somos un poco diferentes, por lo que una máscara debe ajustarse cómodamente a la cara. Debe cubrir completamente la nariz y la boca y extenderse por debajo del mentón.

Ponerse o quitarse el cubrebocas de forma incorrecta

Al quitarse la mascarilla, debes quitarla desenroscándola o desatándola de las orejas, teniendo cuidado de no tocar la parte delantera. Muchas personas se la quitan sin pensar en esto, contaminándola y convirtiéndola en un riesgo.

cubrebocas con válvula

Tocarlo demasiado

Una vez que el cubrebocas esté puesto, intenta tocarlo lo menos posible. Esto ayuda a evitar contaminar la parte frontal de la máscara o las manos. Mientras estés en la calle, en la tienda o cualquier otro lugar público, debes evitar manipularlo lo más posible (aún si es de la forma correcta).

Estás eligiendo el incorrecto para ti

Los expertos dicen que es importante fijarse en la tela, el ajuste y la transpirabilidad del cubrebocas para asegurar la protección correcta. lEl cubrecoas correcto debe cubrir nariz, boca y mentón sin embargo, también debe permitirte respirar a través de él ya que si obstruye demasiado tu respiración, es probable que lo mantengas menos tiempo puesto.

De acuerdo con la Universidad de Chicago, "para verificar su tela, sostenlo a contraluz: si puedes ver fácilmente el contorno de las fibras individuales, no será un gran filtro. Los investigadores dicen que un 100% algodón de tejido apretado es una buena apuesta".

vacunas La vacuna de Pfizer y BioNTech usa una pequeña cantidad de material genético llamado RNA que ayuda a producir una respuesta inmune ante el coronavirus. - Pinterest

Bajarlo para hablar

Si alguien se baja el cubrebocas o se lo quita para colgarselo en las orejas mientras habla con otras personas, está frustrando el propósito de usarlo. Puede llevar algún tiempo ajustarse, pero es importante mantenerlo en la cara en la posición correcta.

Usas la misma mascarilla todo el día

Debes cambiar o desinfectar tu cubrebocas cada 2 horas, de lo contrario, las partículas virales pueden acumularse en ella y es más probable que las inhales. Muchas personas que salen a trabajar se quedan con el mismo cubrebocas todo el día pero esto es contraproducente. Lo ideal es traer otros dos de repuesto, en un estuche sellado para cambiarlo. Por supuesto, no guardes el que te quietes donde están los cubrebocas limpios.

La negación a usar cubrebocas no ayuda a nadie

A pesar de los estudios, las advertencias e incluso los mandatos, las personas siguen negándose a usa un cubrebocas.  Esto se ha convertido en una cuestión de política versus ciencia, lo cual sin duda preocupa a todos.

Se necesitará liderazgo y modelos a seguir en el país para transmitir el mensaje correcto, de modo que la población haga caso de las medidas de prevención, incluyendo la sana distancia y el evitar salir de casa si no es esencial.

Más de este tema

Por qué la llegada de la vacuna del COVID-19 no es excusa para dejar de cuidarnos

La pandemia es un recordatorio de lo corta que es la vida y cómo vivirla al máximo

Diciembre es un mes de fiesta pero no es tiempo de bajar la guardia

Te recomendamos en video