La vida comienza a los 40 años así que no dejes de tener nuevas metas

Llegar a la "mediana edad" no significa que debas dejar de soñar y aprender

Cuando las mujeres nos aceramos a la "mediana edad", comenzamos a pensar que hemos dejado atrás los años de juventud en los que podíamos hacer de todo. Es inevitable aferrarnos a la idea de que con el envejecimiento, viene una caída en nuestro encanto lo que a su vez, nos vuelve invisibles en la sociedad.

Muchas veces pensamos que "a cierta edad" ya no hay metas que seguir ni sueños por cumplir. A veces, nos da miedo salir de nuestra zona de confort porque creemos que debemos mantenernos estables, lejos de cualquier riesgo.

Pero la edad no es una condena. Es momento de dejar atrás esa presión que la sociedad ejerce sobre nosotras. 

TAMBIÉN LEE: El amor verdadero llega a cualquier edad así que no te desesperes

No eres "menos deseable" a los 40, ni tampoco debes dejar de pensar en retirarte de lo que te gusta o dejar de aprender algo nuevo.

La amplia gama de experiencias que has tenido hasta este punto te ha dado una perspectiva mucho más sabia lo que te permite aprovechar mejor cualquier cosa nueva que hagas.

Has ganado y perdido tantas veces, que ya no debe darte miedo la idea de tropezar. Este es tu momento para plantearte metas nuevas, conocer lugares que no habías podido visitar antes, establecer nuevas relaciones e incluso subir más peldaños en tu educación. ¿Por qué no?

La Escuela de Medicina de Harvard cita "un mayor nivel de educación se asocia con un mejor funcionamiento mental en la vejez", así que ¡es momento de seguir alimentando tu mente!. ¿Quieres viajar? ¡Házlo! Investigadores de la Universidad de Cornell encontraron en un estudio de 2014 que las personas son significativamente más felices cuando planean un viaje y se enfocan en cumplirlo. Tener metas te ayuda a sentirte mejor contigo misma.

¡Deja de perder el tiempo! Busca un pasatiempo, algo que te llene y te recuerde que sigues siendo útil y talentosa. Desarrollar un pasatiempo no sólo puede aumentar tu confianza y expandir su círculo social, sino que sigue poniendo a prueba tu destreza mental y evitar desarrollar demencia más adelante.

Quizá los veinte y los treinta son etapas de construcción y de experimentación pero a los 40 aún hay mucho por aprender y vivir. 

TAMBIÉN LEE: Las mujeres que "sienten demasiado" son capaces de sanar un corazón roto más pronto

Has estado contigo misma durante 40 años y finalmente te has familiarizado bastante con lo que eres, por dentro y por fuera. Deja de ver la flacidez,  las arrugas y el cabello gris como excusas para encerrarte y dejar de buscar algo nuevo.

No sucumbas a la idea de que después de cierta edad debes dejar de experimentar y explorar. La vida sigue siendo tan buena y emocionante como tú quieras que sea. Si no es ahora, ¿cuándo? Es momento de reinventarte y a redescubrirte, encontrando un nuevo significado de la vida.

 

Te recomendamos en video