Parálisis de sueño, cuando el estrés es tanto que "se te sube el muerto"

¿Alguna vez has sentido que "se te sube el muerto"? Las malas noticias del momento pueden tener algo que ver

El mundo parece estar atravesando por una de las mayores crisis de los últimos años. Las malas noticias están por doquier y de una u otra forma, se convierten en una constante en nuestra cabeza.

Las tensiones del día a día van en aumento y se quedan vagando por nuestra mente. Al final,  terminan convirtiéndose en pesadillas por las noches o peor, en la llamada parálisis de sueño.

Y es que los efectos de toda esa tensión se reflejan cuando más bajamos la guardia. ¿Alguna vez escuchado la expresión "se te sube el muerto"? Es aterradora pues nos imaginamos algo paranormal que nos vigila mientras dormimos y que hace que no podamos movernos. Aunque hay algo que hace que no podamos movernos cuando estamos en la cama, a mitad de la noche, esto no tiene nada que ver con monstruos o fantasmas sino de un fenómeno en nuestro ciclo del sueño.

TAMBIÉN LEE: El síndrome de la "fatiga por crisis" cuando todo alrededor son malas noticias

sueño

Durante la parálisis del sueño, tu cuerpo comienza a pasar por el proceso de relajación, pero tu mente está lo suficientemente despierta como para notar que ya no controla tu capacidad para moverte o hablar. Es como si pasara por un "apagón" para que no puedas representar físicamente sus sueños vívidos.

Despertarte antes de que se complete la última etapa del sueño REM puede hacer que te hiperventiles y alucines, haciéndote creer que no puedes moverte porque hay algo muy pesado sobre ti.

Afortunadamente, la parálisis del sueño es temporal y generalmente dura unos pocos segundos (aunque se sienten eternos).

Este fenómeno es más común en personas con narcolepsia, pero también puede ocurrirle a quienes no la tienen. Afecta tanto a hombres como a mujeres, y es más probable que les ocurra a adolescentes o adultos jóvenes. Las personas con problemas de salud mental como ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático o trastorno de pánico son más vulnerables a pasar por esto.  La falta de sueño o un horario de sueño cambiante también pueden causar parálisis del sueño.

sueño

TAMBIÉN LEE: Las mamás se estresan 40% más durante el home office

Si nunca te había pasado y ahora ya lo has experimentado, puede que sea por el bombardeo de malas noticias e incertidumbre en torno a la actual situación del mundo.

Entre la pandemia, las protestas sociales y la situación económica o laboral que te rodea, es probable que te sientas muy abrumada. ¿La solución? Trata aprende a filtrar las noticias que consumes. Manténte informada pero equilibra las malas noticias con historias inspiradoras de modo que tengas dos caras de la moneda sin ignorar lo que pasa. Trata de no leer o ver nada demasiado tensionante antes de dormir o cuando estés en la cama.

Está bien evitar algunas conversaciones y querer darte un respiro. En estos momentos, todos estamos abrumados y muchos tienden a quejarse de más o hablar sólo de las cosas negativas. Está bien si no quieres participar y evitar la conversación Date un tiempo para hacer lo que te hace feliz. 

Si experimentas esta condición, no te asustes. Recuerda que por más aterrador y desconcertante que sea, es temporal, inofensivo y pronto pasará. Comprender lo que te está pasando fisiológicamente puede ayudarte a evitar lo peor del miedo asociado con este aterrador fenómeno del sueño.

Te recomendamos en video