7 tips que debes seguir para viajar más segura en un taxi

Ahora es necesario que tomes precauciones

Después del asesinato de Mara Fernanda Castilla a manos de un conductor de Cabify o de las historias de terror que han vivido diversas usuarias de Uber, es lógico que ahora el resto de nosotras sintamos miedo al tener que viajar en un taxi (así sea de sitio, aplicación o la calle, ya no importa).

Si bien, es lamentable que tengamos que generalizar y suponer que todos los taxistas podrían ser peligrosos, lo cierto es que es mejor prevenir que lamentar. Por eso a continuación te presentamos algunos tips para que puedas viajar más segura en un taxi.

1. Avisa a alguien de tu viaje

Una vez que abordes el taxi, llama a un amigo o familiar para avisarle que ya estás en camino. Si te es posible, compártele el número de placas del coche y nombre del conductor. Habla en voz alta para que el chofer pueda escucharte, así sabrá que hay alguien que está alerta por ti y esperándote.

2. Siéntate en el asiento trasero

En el asiento trasero, serás menos visible para el conductor y también para los transeúntes. Si vas a viajar sola, sentarte en el medio te pone aún más lejos de su alcance. Cuanto menos accesible estés, menos probabilidades tendrás de ser atacada.

3. Comprueba que las manijas funcionen

Antes de que te instales bien en el taxi, verifica siempre que las manijas interiores de las puertas funcionan. También es importante que memorices bien en dónde se encuentran (esto puede cambiar dependiendo del modelo de coche), por si necesitas abrir rápidamente la puerta.

4. Viaja con las ventanas cerradas y los seguros puestos

Cuando el tráfico está detenido, los ladrones buscan un blanco fácil. Así que mejor viaja con las ventanas cerradas (le puedes pedir al chofer que haga lo mismo con la suya) y los seguros puestos. Eso evitará que alguien externo pueda abrir las puertas y robar tus cosas.

Nota: Es importante que identifiques perfectamente dónde están (algunos se encuentran al lado de la manija y otros en el área de la ventana) y cómo funcionan los seguros del coche en el que viajas. Así tendrás más probabilidades de poder abrir la puerta si lo necesitas.

5. Dale seguimiento a tu ruta

Ya sea que tomes un taxi de aplicación o uno de sitio, verifica en tu celular que la ruta que está siguiendo tu conductor es la adecuada. Siempre será mejor que él conduzca por avenidas transitadas y evite atajos solitarios. Ante cualquier cambio extraño, llama a tu contacto de emergencia.

Si tienes una app de taxis, es buena idea que alguien más (un amigo o familiar) tenga sincronizada tu cuenta en su celular. Así, cada vez que uses el servicio, la persona recibirá una notificación de que viajas y puede seguir tu ruta para asegurarse de que todo está en orden.

6. Lleva contigo un arma de defensa

Es absolutamente necesario que siempre cargues contigo un arma de defensa personal. En el mercado existen aerosoles de pimienta, gas lacrimógeno, pistolas paralizantes, tasers (que funcionan a distancia) y alarmas de emergencia (que hacen un ruido excesivo), que puedes usar en caso de emergencia.

7. Procura no tomar un taxi sola, si estás alcoholizada

Aunque no tendría por qué ser así, la situación actual de violencia de género lo requiere. Si has tomado demasiado y no te sientes bien, la opción más acertada para viajar en un taxi es hacerlo con otra persona. Pídele a una amiga que esté sobria que te acompañe a casa (ella puede quedarse contigo).

Y recuerda, confía siempre en tus instintos. Si algo te hace sentir insegura o nerviosa, bájate del coche y pide ayuda.