Estos son los alimentos que no debes comer si quieres dormir bien en la noche

Cuando la hora de dormir se acerca y el hambre te ataca, debes tener cuidado con los alimentos que eliges para cenar

Por Karen Hernández

Es normal que después de terminar nuestras actividades diarias lleguemos a casa con mucha hambre. Las salidas por la noche con amigos, familia y en pareja muchas veces también implican ir a cenar a restaurantes no pensamos en lo que comemos sino en pasarla bien.

        DESCUBRE MÁS

 

Lo cierto es que cuando nuestra hora de dormir está cerca, es muy importante cuidar lo que comemos y no es que omitamos la cena, sino que pensemos que una vez que nos acostemos nos será más difícil digerir algunos alimentos. Mientras más abundante sea nuestra cena, mayores probabilidades tendremos de tener malestar estomacal o insomnio durante la noche.

A continuación, te presentamos los alimentos que debes evitar antes de dormir:

El cereal puede parecer la opción ideal para la cena; hay muchas opciones, es práctico y su preparación no requiere gran ciencia.  Sin embargo, expertos en medicina del sueño de la Universidad de Murcia han estudiado los ciclos del sueño y la alimentación y han concordado con que no existe una opción realmente saludable de cereal ya que por más que se digan dietéticos, cotienen altos niveles de carbohidratos, especialmente azúcares que conllevan a un aumento de peso. Además, durante la noche nuestro organismo tiene la mínima sensibilidad a la insulina, lo cual nos expone a desarrollar diabetes.

La leche y los quesos tienen una alta concentración de calorías y puede inflamar el estómago. Es cierto que los lácteos son una fuente rica de calcio y proteína, sin embargo, el problema esá en que provocan indigestión si se consumen justo antes de dormir.  La nutricionista dietista Diana Patricia Bernal, de la Universidad Javeriana, afirma que los lácteos producen un exceso de ácido en el estómago debido al caseinato de calcio que tienen, lo cual puede causa reflujo y hasta migrañas.

Carnes procesadas
Según un estudio sobre cortar el consumo de carne para vivir más, realizado por la Universidad de Harvard,  el consumo de carnes procesadas como tocino, salchichas, algunos embutidos y carnes frías aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas en un 42% y de diabetes en un 20%. ¿Quieres hacerle eso a tu cuerpo? Sí, son snacks deliciosos, pero tienen una gran cantidad de grasas no saludables que provocan un aumento de colesterol,a demás de que contienen grandes cantidades de sodio y aditivos químicos para conservarlos.

via GIPHY

Brócoli y coliflor

Estos alimentos, al tratarse de verduras, nos hacen pensar que son una cena ligera que además nos ayuda a mantener nuestro peso, sin embargo, producen inflamación intestinal y por ende flatulencias. El consumo de estos alimentos sí es bueno, pero tienen un alto contenido de celulosa, que aumentan los gases intestinales, pesadez estomacal y otras molestias digestivas. Especialmente aquellas personas que sufren de colon irritado, deben evitarlas.

En una investigación sobre los efectos de la cafeína y privación del sueño, del Departamento de Psiquiatría y Neurociencias del Wayne State College of Medicine en Detroit, analiza cómo la cafeína te puede privar de un sueño profundo. Por otro lado, tomar una taza de café al llegar la noche no es la mejor idea ya que, aunque lo tomes horas antes de acostarte, sus efectos se mantienen durante horas en el organismo y al llenarte de energía, te mantendrán más despierto de lo que quisieras.

 

via GIPHY

El chile es fuente de carbohidratos, pero también contiene muchas calorías. Esto no sólo no sólo no ayuda ala pérdida de peso, sino que también hará que pases por una tremenda indigestión, además de que te alterará el sueño. Para comprobar esto, se realizaron estudios donde un grupo de voluntarios consumían salsa tabasco y mostaza a sus alimentos y otro grupo que no le añadía estos condimentos. Los resultados arrojaron que, efectivamente, quienes consumieron los picantes, presentaban mayores problemas para dormir.

¡Noooo! Estos deliciosos manjares están más que prohibidos en las noches, según los expertos, aunque es un poco obvio que son altos en grasas y azúcares. Es común que tengamos una reunión por la noche o simplemente un refri vacío y lo más fácil sea ordenar una pizza o sacar de la nevera ese bote de helado que alguna vez compramos, sin embargo, son alimentos difíciles de digerir. Además, sobre alimentos como el helado, se demostró mediante un estudio que  la amyoría de las personas que consumen comida chatarra, antes de dormir, son más propensass a tener pesadillas debido a los altos niveles de azúcar que aceleran el organismo, provocando que el cerebro se confunda. Por su parte, la pizza tiene altos niveles de grasa y sodio lo cual provocará indigestión. Y sí, la salsa de tomate puede causar acidez.

 

Lo cierto es que, cuando de comer se trata, hay que saber elegir qué, cómo y cuándo hacerlo. Aunque estos alimentos no son recomendables para la cena, podemos limitarnos a sólo una porción pequeña para no quedarnos con el antojo. Eso sí, recuerda que jamás debes omitir tus horas de comida porque eso tampoco es sano para el cuerpo. 

 

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter