¡Adiós retención de líquidos! 10 consejos para evitarla y olvidar la hinchazón

Si te sientes hinchada, con las piernas cansadas y los párpados más cansados, puede que estés siento víctima de la retención de líquidos. Aquí, te ayudamos a combatirla

Como no debemos confundir un exceso de peso con la retención de líquidos, responde estas preguntas para saber si retienes mucha agua: ¿tienes el abdomen hinchado? ¿Las piernas pesadas? ¿Sientes los párpados, labios y manos más bien abultadas? ¿Te ves una cara más redonda algunos días o una papada? Si dijiste sí en alguna, retienes.

DESCUBRE MÁS:

 

Pero no te preocupes, porque TODAS retenemos –no sólo líquido– en menor o mayor medida y, como siempre, las mujeres salimos perjudicadas en materia estética.

Como sabrás, nuestro cuerpo está compuesto en un 70% por agua, la cual se elimina a través de la transpiración y la orina; pero en ocasiones los capilares responsables de movilizar el agua no pueden retenerla, entonces, en vez de repartirla, ésta se acumula en los espacios que quedan entre las células. Esto sucede cuando hay estrógenos en exceso, y provoca edemas, hinchazones y retención. Sí, cruda realidad.

Las causas que la producen son muy variadas: estrés diario, problemas hormonales, mala circulación, sedentarismo, alimentación rica en sodio, enfermedades cardíacas, renales o hepáticas, el consumo de alcohol y de bebidas azucaradas. En la galería te damos algunas alternativas que te ayudarán a reducir la hinchazón.