Esta es la mejor rutina de cuidado para chicas con piel sensible y seca

Tener la piel sensible y seca puede ser una pesadilla, pero con una rutina de cuidado podrás transformar tu rostro irritado a uno radiante y hermoso con una sensación de limpieza cómoda.

La mayoría de las personas con piel sensible y seca sufren incómodos brotes con picazón y escamosidad. Además, el clima invernal y los productos irritantes para el cuidado cutáneo también pueden contribuir a su afección así que para evitar que tu rostro se sienta y luzca adolorido, necesitas una rutina cuidado especial.

Y si bien tener tu piel condicionada de esta manera puede sonar a que la rutina es extrema o costosa, realmente no lo es. Solo debes apegarte a ciertas normas y sobre todo tener mucho cuidado sobre lo que aplicas en tu rostro y cómo tratarlo en el proceso.

Rutina de cuidado para chicas con piel sensible y seca

Primero asegúrate de lavarte la cara por la noche. Los poros obstruidos pueden provocar irritación, inflamación y brotes. Para la piel seca y sensible, es mejor limpiarse la cara adecuadamente una vez al día y justo antes de acostarte. Pero debes evitar a toda costa el jabón en barra, o al menos uno que sea común y corriente, según reseña el portal Cleure.

Una piel deshidratada es opaca, sin vida con apariencia enferma

Para esto es recomendable una loción limpiadora suave, ideal para piel seca que no contenga jabón ni lauril sulfato de sodio (SLS por sus siglas en inglés). Estos ingredientes agresivos pueden provocar más irritación y sequedad. Los componentes del jabón (incluso en algunas marcas para pieles sensibles) pueden eliminar los aceites naturales necesarios de su piel, secándose aún más.

Además de los productos con SLS, también evita los limpiadores con fragancia, alcohol, parabenos e ingredientes antimicrobianos, como el triclosán. Los antimicrobianos y las fragancias pueden causar más irritación y sequedad.

Lo que sigue en tu rutina de cuidado es una loción hidratante. Para este paso aplica exactamente lo mismo que en el anterior: no uses productos con SLS. Tampoco la apliques más de una vez al día para evitar irritar tu piel sensible y seca.

Si estás usando la fórmula adecuada la textura en tu tez debe sentirse suave y no áspera. Si después del lavado, se siente irritada y agrietada, cambia de producto.

Mascarilla de chocolate para hidratar tu rostro

Para una dosis extra de hidratación puedes optar por mascarillas naturales con ingredientes que tengan propiedades específicas para la piel seca como el pepino o la miel. Déjalas reposar no más de 10 minutos e inmediatamente retíralas con abundante agua, evitando usar algún producto químico en el proceso.

Lávate siempre la cara con cuidado y sécala con una toalla de algodón suave. Nunca frotes mientras te secas. De esta manera la piel se nutre mientras está ligeramente húmeda, ayudando a que la crema hidratante penetre. Además, si frotas la toalla contra tu rostro corres el riesgo de irritarlo dada tu condición de piel sensible.

Al día siguiente activa tu rutina de cuidado volviendo a lavar tu rostro de la misma manera que lo hiciste la noche anterior. Esto será lo único que aplicarás durante el día, así que evita cualquier otro cosmético.

Consejos para cuidar la piel sensible y seca

Si bien la rutina de cuidado es bastante efectiva para mantener la irritación y otros problemas a raya, hay un par de cosas que puedes hacer durante el día para cuidar tu piel aún más.

No se recomienda la exposición excesiva al sol sin protección solar para ningún tipo de piel, en especial la de tipo sensible. El problema es que muchos protectores solares contienen benzofenonas y otros ingredientes agresivos. Para este caso usa uno con SPF 15 O SPF 30 a base de óxido de zinc y dióxido de titanio. Estos elementos son muy eficaces y suaves para la piel sensible.

Mascarilla de plátano

Evita las habitaciones con aire acondicionado o demasiado calientes. Usa cremas hidratantes y bebe mucha agua en estas condiciones.

No te toques la cara. Los dermatólogos advierten de las posibles irritaciones al transferir bacterias, hongos y virus de los dedos a la piel. Asegúrate de tener las manos limpias mientras te aplicas los humectantes y el maquillaje.

Y hablando de maquillaje, los dermatólogos prefieren los cosméticos a base de minerales. Estos no obstruyen los poros y, en general, son suaves para la piel sensible.

Más de este tema

Los tips que debes seguir para cuidar tu piel en la temporada de frío

Cuida e hidrata tu piel con este moderno dispositivo

Manchas en la piel: elimínalas con esta mascarilla de tomate

Te recomendamos en video