Maternidad
Síntomas del embarazo que también puede experimentar el papá
01 de Junio 2021 a las 10:35 hrs

Síntomas del embarazo que también puede experimentar el papá

Te enseñaremos todo lo que se sabe del Síndrome de Couvade.

Náuseas, vómitos, calambres, cambios de humor y malestar son algunos de los síntomas universales y más comunes que puede tener una mujer cuando está embarazada. Pero, aunque parezca increíble, estos síntomas también los puede sufrir el padre del bebé que está por nacer.

Y cuando hablamos de esto estamos haciendo referencia al poco conocido Síndrome de Couvade, que no es más que cuando el padre experimenta los síntomas del embarazo de su esposa o compañera de vida.

Es probable que mujeres y hombres escépticos piensen que se trata de algo que ocurre a unos pocos, pero los datos revelan información que podría sorprenderte.

A lo largo de los años diversos estudios han revelado que el síndrome de Couvade afecta a 1 de cada 10 hombres que tienen a su pareja embarazada.

Los síntomas más comunes

En 2017, investigadores británicos estudiaron a 150 futuros papás y se encontraron con que el 75% experimentó al menos un síntoma de la gestación. Según los expertos,  “el hombre también puede pasar por un embarazo psíquico” o psicológico.

La investigación detalló que dichos síntomas suelen comenzar a manifestarse en algunos hombres a partir del tercer mes de gestación y acentuarse al final en el tercer trimestre. Y es más frecuente en los papás primerizos.

Te presentamos los síntomas más comunes del Síndrome de Couvade:

Náuseas matutinas

Los hombres también pueden padecer las molestas náuseas matutinas que afectan a las embarazadas

Los hombres también pueden padecer las molestas náuseas matutinas que afectan a las embarazadas durante los primeros meses de gestación.

En las mujeres, es el aumento de estrógenos, en los hombres se cree que está ligado a la ansiedad, así como a cambios en la dieta, ya que es habitual que los del sexo masculino coman más para aliviar el estrés.

Cambios de humor

El síndrome de Couvade se llama así por la palabra francesa ‘couver’, que significa incubar o criar.

El hombre también experimenta una montaña rusa de emociones durante el embarazo.

El síndrome de Couvade suele aparecer en las parejas más cariñosas. Y en la mayoría de los casos, esos hombres se implican luego mucho en el cuidado de los hijos y son buenos padres.

Se sienten preocupados ante la cercanía de su paternidad y sufre todo tipo de emociones. Puede pasar de la alegría a la tristeza, de la tranquilidad a la ansiedad o de la dulzura a la irritabilidad en un muy corto período de tiempo.

Subida de peso

No sólo la barriga de la embarazada es la que va creciendo, sino también la del papá.

Se estima que el hombre gana alrededor de seis kilos durante el embarazo de su mujer.

También debido a la ansiedad que provoca cambios en la dieta. El culpable más probable es el cortisol, apodado como la “hormona del estrés”, que es secretada en volúmenes más altos durante los períodos de ansiedad.

Al igual que la futura mamá, es conveniente que el hombre también controle el aumento de peso durante el embarazo y cuide mejor su alimentación.

Ansiedad

Durante el embarazo de una mujer es normal que el hombre experimente cuadros de ansiedad, debido a la proximidad de su paternidad.

Insomnio, fatiga, subidas de tensión y estrés no son síntomas exclusivos de la mujer. El hombre también comparte las preocupaciones sobre el embarazo de su pareja.

Se sienten inquietos sobre el desarrollo del embarazo, las pruebas médicas, les preocupa si estarán preparados para el parto y si lo harán bien al nacer el bebé.

Cambios en el apetito sexual

La vida sexual también se ve afectada en el embarazo. En algunos hombres, la libido desaparece hasta después del parto, mientras que otros viven el sexo con mayor intensidad durante estos meses.

Los cambios físicos que experimenta la madre pueden motivar a algunos, pero desmotivar a otros. Muchos tienen miedo de lastimar al bebé al mantener relaciones sexuales.

Otros síntomas

Si a pesar de todo el futuro padre no logra desprenderse de la angustia, ansiedad o estrés; se puede solicitar el apoyo de un especialista.

– Mayor sensibilidad e irritabilidad

– Antojos

– Cansancio

– Calambres en las piernas

– Miedo y hasta depresión (en pocos casos)

– Achaques y dolores en el cuerpo

– Caída en los niveles de testosterona

Si a pesar de todo el futuro padre no logra desprenderse de la angustia, ansiedad o estrés; se puede solicitar el apoyo de un especialista como los psicólogos perinatales.

Mas de este tema:

Cuidado con el herpes en el embarazo, algunas consideraciones que debes tener

Madurar y otros beneficios para tu hijo de tener una mascota en casa

Eres más radiante, algunos cambios del cuerpo en el segundo trimestre del embarazo

Te recomendamos en video: