Maternidad

Consejos para hablar con tus hijos sobre sexo que toda mamá agradece saber

Es fundamental crear el lazo de confianza para que seas tú a quien ellos recurran.

hablar sexo con hijos

Cuando la temida pregunta «¿qué es el sexo?» llega desde la boca de los niños, los padres comienzan a sudar frío porque es normal tener dudas sobre cómo abordar el tema de una forma clara, para ayudarlos sin confundirlos más.

Más aun cuando se trata de adolescentes que comienzan a sentir los cambios hormonales y el deseo de experimentar, por lo que la guía de mamá y papá se vuelve fundamental para no arriesgarse a embarazos planificados o enfermedades de transmisión sexual.

Consejos para hablar con los hijos sobre sexo

Lo primero que hay que saber es que no debes obviar esta conversación ni delegar la responsabilidad a la escuela. Tú como padre tienes el deber de guiar a tus hijos a una vida sexual saludable, así que lo primero que hay que hacer es quitar de en medio los tabúes.

Este es un proceso que debe iniciarse desde pequeños para que al crecer pueda tomar mejores decisiones sobre su sexualidad, así que hay que mantener un diálogo franco desde el día uno acorde con la edad del hijo.

Menos de 5 años

“Un niño está construyendo su sexualidad desde que nos ve en cómo se relacionan sus padres entre ellos o con sus reacciones cuando yo me toco los genitales, por ejemplo. En todo momento estamos haciendo educación sexual”, asegura la psicóloga Judit Lavernia a La Vanguardia.

Es por eso que, aunque pueda parecer que todavía son muy pequeños, les empiezan a surgir dudas sobre su cuerpo. De acuerdo con El Confidencial, la mejor manera de abordar la conversación en estos casos es con metáforas sencillas que se acerquen a la verdad y sean comprensibles.

No obstante, el psicólogo infantil Joshua Klapow asegura que los genitales sí deben ser mencionados por sus nombres pero reducirlos solamente a la función urinaria de momento.

De 5 a 10 años, la etapa más crucial para abordar el sexo

En la infancia “se establecen las bases de la comunicación y de cómo funciona el mundo”, dice Lavernia, por lo que se convierte en la etapa más decisiva para afianzar la educación sexual y luego, se irá completando con más detalles en la adolescencia.

Especialmente porque son las edades en las que empiezan a hacer más preguntas así que «lo mejor es preguntarles a ellos por aquello que ya saben y, en ese caso, corregirles», explica la clínica Mayo citada en El Confidencial.

Entre 11 y 13 años

Es en este periodo donde atraviesan los cambios físicos más notorios y el deseo para experimentar el sexo, cuestión que obliga a los padres de explicar estos cambios además de abordar los métodos anticonceptivos y lo que es el consentimiento.

«Hay que evitar que los niños consuman páginas pornográficas, ya que puede inculcarles ideas muy erróneas y peligrosas sobre el sexo», agrega el mismo medio, así como hablar de las graves consecuencias que puede traer el sexting, muy popular actualmente.

«Hay que ayudarles a desarrollar una especie de «brújula moral» para que sepan identificar las posibles situaciones de abuso, sean o no los protagonistas, para así denunciarlas y evitar que se repitan», firma la fuente.

A partir de los 13 años ellos prueban el sexo

Es entonces cuando los jóvenes comienzan a experimentar en primera persona del sexo así que los padres deben ser abiertos y sostener el lazo de confianza para que sean ellos a los que recurran ante cualquier circunstancia.

No obstante, siempre es bueno recordarles que no hay prisa, que se puede esperar, que en caso de tomar la decisión es preferible hacerlo porque se siente afecto hacia la otra persona, reforzar el consentimiento y el uso de preservativos.

Más de este tema:

Comentarios que lastiman la autoestima de tu hija y debes dejar de decirle ya mismo

Hábitos que debes inculcar a tu hija desde muy temprano para que sea una mujer sana e independiente

Consejos que todas las mamás deberían saber para criar niñas con amor propio

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos