logo
10 beneficios del pilates para las embarazadas / Pixabay10 beneficios del pilates para las embarazadas
Maternidad 26/11/2020

10 beneficios del pilates para las embarazadas

Cada ejercicio de pilates requiere de relajación, concentración y respiración

El pilates no es sólo una gimnasia, como la mayoría de las mujeres piensan. Es un sistema que enseña al cuerpo a moverse correctamente y eficientemente, cuando practicamos y en la vida diaria.

Los expertos en este tipo de entrenamiento aseguran que los ejercicios del pilates se puede lograr el perfeccionamiento de la conciencia corporal, la relajación de los músculos, la correcta alineación corporal y la recuperación de la flexibilidad en todo el cuerpo.

Ahora, si estás embarazada no tengas miedo. Puedes practicar pilates durante los nueve meses del embarazo. Claro, en los primeros meses puedes realizar algunos ejercicios más complejos; pero ya en la etapa final y cerca del parto puedes realizar algunos de menos impacto.

Recuerda que cada ejercicio de pilates requiere de relajación, concentración, respiración, fluidez de movimiento, coordinación y resistencia.

Los ejercicios ideales

Ejercicios pilates

Si vas a practicar pilates con un instructor o de forma independiente, primero visita a tu gineco obstetra.

Si estás embarazada, se recomienda comenzar durante el segundo trimestre, cuando el abdomen comienza a crecer y las articulaciones están un poco más flexibles.

Puedes combinar ejercicios con una serie de movimientos para trabajar los músculos abdominales, suelo pélvico y espalda.

Ahora, si vas a practicar pilates con un instructor o de forma independiente, primero visita a tu gineco obstetra para que te brinde una autorización. Si eres una paciente de alto riesgo, es recomendable mantener reposo durante todo el período de gestación.

Acá algunos ejercicios que puedes realizar en la comodidad del hogar:

embarazo

Realizar pilates durante el embarazo, fortalecerá los músculos centrales de tu cuerpo y te ayudará a mantenerte más estable al caminar.

Roll up

Este ejercicio es bastante sencillo y simple. Se trata de sentarse en la esterilla con las piernas estiradas y proceder a intentar agarrar los pies con las manos, manteniendo la tensión muscular alrededor de 10 segundos. Deberían hacerse múltiples repeticiones de este ejercicio.

La sierra

Dicho ejercicio permite el fortalecimiento de la cintura.

La embarazada se sienta con las piernas abiertas y los brazos y espalda estirados.

A continuación, mientras se inhala se gira el tronco hacia la izquierda, esforzándose por coger con la mano derecha el pie izquierdo. A continuación realiza la acción contraria, girando el tronco hacia la derecha y cogiendo con la mano izquierda el pie derecho.

El Gato

Este ejercicio es perfecto para el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Acomódate sobre tus manos y rodillas, manteniendo la espalda recta. ¿Has visto a los gatos arquear su columna para estirarse? Ese movimiento es precisamente el que debes imitar. De este modo, estiras los músculos y relajas el cuerpo.

Fuerza en el suelo pélvico

Este ejercicio para mujeres embarazadas es ideal para el tercer trimestre de gestación, porque fortalece los músculos de las piernas.

Colócate sobre la espalda y coloca una pelota entre los muslos. Entonces inhala a la vez que haces presión en las rodillas. Debes repetir 10 veces estas contracciones.

Beneficios del pilates durante el embarazo

Pilates

Practicar pilates permite desarrollar una buena postura durante y después del embarazo.

– Permite desarrollar una buena postura durante y después del embarazo, mejorando la conciencia corporal.

– Endurece la pared abdominal por lo que prepara mejor tu cuerpo para cargar el peso extra durante el embarazo.

– Disminuye el riesgo de padecer lumbalgias, ciatalgias, dolor sacroilíaco, entre otras patologías musculares.

– Estimula el trabajo cardiovascular, gracias al control de la respiración.

– Mejora la circulación sanguínea, en especial en el área de la zona baja y los pies, que por lo general se hinchan.

– Ayuda al fortalecimiento del suelo pélvico con lo que podrás conseguir un parto natural de menor duración.

– Ayuda a mantener las funciones abdominales y a prevenir la diástasis o separación de los rectos del abdomen.

– Al fortalecer los músculos internos de tu pared abdominal, ganas estabilidad en la espalda y pelvis. Con el pilates reducirás las molestias y dolores en la espalda.

– Ayuda a mantener el equilibrio. Realizar pilates durante el embarazo, fortalecerá los músculos centrales de tu cuerpo y te ayudará a mantenerte más estable al caminar.

– Permite el alargamiento de los músculos. Por tanto, esto provoca ir ganando, poco a poco, flexibilidad corporal.

Mas de este tema:

Cinco vacunas que nunca deben faltar durante el embarazo

Alimentos con omega 3 que ayudarán al desarrollo del bebé

Tips para crear hábitos de sueño en tu bebé desde el vientre