7 consejos para recuperarte de una cesárea

Disfruta de tu bebé a la par de recuperarte rápidamente, sin complicaciones.

Ya falta poco para el nacimiento de tu bebé, pero el doctor te dio la noticia de que conocerás a tu niño a través del parto en cesárea y muchas preocupaciones se sumaron en la cabeza, especialmente porque el tema de la recuperación para tender bien a tu bebé te preocupa. Pero tranquila, en esta nota te presentamos 7 consejos para recuperarte de una cesárea de una manera rápida y saludable.

Una cesárea es una intervención quirúrgica que se utiliza para el nacimiento de un bebé. Esta forma de nacimiento es segura, sin embargo, si tiempo de recuperación es más lento que el parto. Por lo general, este tipo de intervención se realiza en las mujeres que presentan algún riesgo de complicación.

Por lo general una cesárea se practica por:

La cesárea es una intervención quirúrgica que se practica para el nacimiento de un bebé. La cesárea es una intervención quirúrgica que se practica para el nacimiento de un bebé. - Jonathan Borba / Pexels

La posición del bebé, por ejemplo, con los pies para el canal de parto, el niño está atravesado.

Malformaciones genéticas.

Problemas en la placenta.

Problemas de salud en la madre como hipertensión, diabetes.

Embarazos múltiples.

Cesáreas anteriores.

Por ser la cesárea una operación quirúrgica que implica anestesia, puntos entre otros aspectos de cuidado el proceso es paulatino, luego de cuatro semanas es que la madre se sentirá en condiciones estables para realizar las actividades que acostumbra. Pero poner de tu parte será clave para que puedas disfrutar de tu bebé sin ponerte en riesgo.

En una cesárea la madre lidiará con:

Molestias en el área del abdomen.

Problemas de estreñimiento por efecto de la anestesia.

Acumulación de gases.

Dolores lumbares.

Molestias en la cicatriz.

Toma en consideración los 7 consejos que te presentamos a continuación para que te recuperes rápidamente y sin problemas.

El peso

Entre 3 o 4 semanas debes evita tomar peso. En este período no debes doblarte ni hacer esfuerzo con los brazos o esfuerzo en el área del vientre porque podría sufrir problemas en la cicatriz, como abrirse. En este período concéntrate en contemplar a tu bebé, a su lactancia materna y a sentirte cada vez mejor. Es buena idea en este período tener una ayuda extra.

El movimiento

Aunque las primeras horas luego de la intervención quirúrgica debes permanecer en reposo, una vez que tu médico te lo indique levántate y camina, poco a poco con la ayuda de alguien por si te sientes mal. Esta caminata favorecerá la circulación, te ayudará a eliminar los gases y a recuperar la fuerza.

La faja

Las fajas posoperatorias son de gran utilidad pues te ayudará a tener cada cosa en su lugar. Favorece a que los órganos se vayan colocando en el lugar para evitar la acumulación de líquido en la región de la cicatriz.

Alimentación

En el período de recuperación es importante comer con abundantes frutas, vegetales y proteínas. En el período de recuperación es importante comer con abundantes frutas, vegetales y proteínas. - Ella Olsson / Pexels

La alimentación saludable es fundamental para la buena salud, sin embargo, en este período opta por ingerir alimentos cicatrizantes, los más conocidos son los huevos, pollo, arroz, vegetales y frutas. Recuerda comer suficiente porque estarás amamantando.

Cuida la cicatriz

Cuando tengas la cura, no permitas que al bañarse se moje para que no llegue esa agua a la cicatriz, una vez despejada el área, al bañarte para evitar infecciones lava la zona con suficiente agua y jabón. Sécala muy bien y cualquier duda con algún aspecto que no te guste, pregúntale a tu médico.

La vestimenta

Utiliza ropa fresca y cómoda para evitar que le incomode en la cicatriz. Utiliza ropa fresca y cómoda para evitar que le incomode en la cicatriz. - Jonathan Borba / Pexels

Usa ropa cómoda, fresca, preferiblemente de algodón, que no presione la zona. Esto es tanto para las prendas de vestir como para la ropa interior.

Descanso

En este período olvídate de las actividades del hogar, y disfruta de tu bebé. En este período olvídate de las actividades del hogar, y disfruta de tu bebé. - Pixabay

Las primeras semanas debes descansar todo lo que puedas, aprovecha cuando el bebé esté durmiendo para descansar tú también. Trata de acostarte boca arriba para evitar lastimarte la herida, de igual manera esta posición también te ayudará a descansar tu espalda y zona lumbar. Deja que tu familia también te consienta.

Más de este tema:

Cómo evitar la pregorexia, el miedo a lucir la barriga durante el embarazo

Consejos prácticos para escoger la mejor cuna para los bebés

La mejor manera de cuidar tu cabello en el embarazo