Cómo evitar la pregorexia, el miedo a lucir la barriga durante el embarazo

Si este trastorno no se trata a tiempo se aumenta la probabilidad de fallecimiento del bebé

La pregorexia es un trastorno alimentario que afecta a las embarazadas, es cuando una mujer tiene miedo a que su barriga crezca, pierda su figura y tiene terror de quedar con sobrepeso después del parto.

Este trastorno se considera peligroso y delicado cuando la embarazada se obsesiona por mantener su peso corporal y eso puede afectar la salud y nutrición del bebé que lleva en su vientre.

Por lo general, otro de los síntomas que presenta una embarazada con un trastorno de pregorexia es cuando restringe en su alimentación las calorías y nutrientes, realiza ejercicios frecuentemente para mantener su peso y a veces evita una de las tres comidas del día para que su barriga no crezca.

Otros de los síntomas que alertan que puedes sufrir del trastorno de pregorexia son: la poca ganancia o pérdida de peso durante el embarazo, restricción de la mayoría de grupos de alimentos.

Además de miedo excesivo o ansiedad por la ganancia de peso, obsesión al ejercicio para no ganar peso, inducción al vómito tras las comidas y evitar comidas para no engordar.

Desnutrición de la madre e hijo

Las embarazadas que sufren de pregorexia pueden sufrir serios problemas, tanto ellas como el bebé que está por nacer.

Algunos de estos riesgos son los siguientes:

Sufrir de pregorexia aumenta la probabilidad de retraso mental en el bebé y hasta malformaciones. Sufrir de pregorexia aumenta la probabilidad de retraso mental en el bebé y hasta malformaciones. - Pixabay

– Desprendimiento placentario.

– La disminución en el volumen de líquido amniótico en la barriga.

– Aumento de la probabilidad de fallecimiento del bebé durante el primer mes de vida.

– Riesgo de desnutrición de la madre y el bebé.

– Sufrir de hipertensión.

– Descalcificación ósea de la madre y el bebé.

– Bradicardia y arritmias en el corazón.

– Baja producción de leche materna.

– Gran riesgo de una parto prematuro o aborto espontáneo.

– Aumento de la probabilidad de retraso mental en el bebé y hasta malformaciones.

Así puedes evitar la pregorexia

La poca ganancia de peso durante el embarazo puede ser un síntoma de la pregorexia. La poca ganancia de peso durante el embarazo puede ser un síntoma de la pregorexia. - Pixabay

Al tratarse de un trastorno, lo ideal es que si estás embarazada acudas a un psiquiatra, además de otros expertos como un obstetra, psicólogo, dietista-nutricionista y hasta un enfermero.

Otras recomendaciones son las siguientes:

Un gran pilar para luchar contra la pregorexia es la pareja y los amigos Un gran pilar para luchar contra la pregorexia es la pareja y los amigos - Pixabay

– Debe tratar a toda costa de normalizar y respetar las horas de las comidas y crear un ambiente relajado durante las mismas.

– Un gran pilar para luchar contra la pregorexia es la pareja (si la tienes) y los amigos. El entorno de la mujer embarazada desempeña un gran papel en la detección precoz de la enfermedad.

– También es fundamental el apoyo por parte de la familia en todo momento, sin demonizar ni acusar de negligente a la embarazada que padece de pregorexia. Debes estar consciente que reconocer el problema salvará tu vida y la de su bebé. Debe existir comprensión, empatía y ayuda.

– Debes mejorar la alimentación y tomar suplementos vitamínicos para evitar carencias en el organismo, en especial, en el bebé que está por nacer.

– Con la ayuda de un nutricionista elabora y establece pautas alimentarias para que puedas seguir dentro del hogar y así conseguir que tu salud mejore.

– Evita la tensión y el nerviosismo al momento de comer. Si comienzas a sentir ansiedad realiza actividades como escuchar música o leer un libro, para distraerte de los pensamientos negativos.

– Recuerda que la pregorexia no es una moda ni un invento pasajero, sino un trastorno alimentario grave y peligroso.

– Debes evitar los atracones de comida o los antojos. Esto es esencial para evitar que, después, te sientas culpable y termines vomitando o dejes de comer durante algunos días.

– Se recomienda que asistas a un grupo terapéutico de apoyo para conocer los casos de otras mujeres embarazadas con el mismo problema de la pregorexia.

Siete riesgos de levantar objetos pesados durante el embarazo

En el embarazo, la zona lumbar de las mujeres se vuelve más vulnerable.

Mas de este tema:

Consejos prácticos para escoger la mejor cuna para los bebés

La mejor manera de cuidar tu cabello en el embarazo

Siete riesgos de levantar objetos pesados durante el embarazo