Cuidados para prevenir el ‘síndrome de placenta envejecida’ en el embarazo

La placenta tiene un ciclo de vida que pasa por diferentes grados o etapas.

La placenta es un órgano que se forma dentro del útero durante el embarazo y que ayuda a nutrir al bebé y a filtrar el exceso de desechos que se van generando durante el proceso de gestación.

Por lo general, la placenta no tiene una vida ilimitada en sus funciones sino que va madurando hasta llegar a “envejecer”.

Pero, se dan casos que la placenta no presenta plenamente sus funciones con normalidad durante el embarazo, con lo que se corre el riesgo de presentar el síndrome de “placenta envejecida” o previa.

La placenta tiene un ciclo de vida que pasa por diferentes grados o etapas. Una de las últimas es la fase tres, que es cuando la placenta está completamente madura.

Cuanta mayor es la madurez de la placenta, menos eficaz es dentro del organismo. En el momento en el que aparece la “placenta envejecida” debe controlarse muy bien a la mujer embarazada y más aún si se encuentra a la mitad del período del embarazo.

Problemas que ocasiona la placenta envejecida

Debes hacer un seguimiento prenatal estricto y constante de la gestación para evitar la placenta envejecida. Debes hacer un seguimiento prenatal estricto y constante de la gestación para evitar la placenta envejecida. - Pinterest

Existen algunos factores que podrían producir que la placenta envejeciera antes, como la hipertensión materna, enfermedades renales, vasculares o el síndrome antifosfolipídico, una enfermedad que afecta al sistema inmunológico

Dentro del cuerpo de la embarazada esto son algunos riesgos que produce:

– Una placenta envejecida puede formar unos depósitos de calcio en los vasos sanguíneos que impiden la correcta llegada de nutrientes y oxígeno al bebé.

– Sin nutrientes se puede poner en riesgo la vida del pequeño, por lo que hay que tomar medidas a tiempo para que tenga un óptimo desarrollo.

– La placenta envejecida también puede causar preeclampsia (presión arterial alta) en las embarazadas.

– Si se detecta una placenta envejecida antes de la debida semana del embarazo, esto puede desencadenar un parto de emergencia o prematuro.

Así puede evitar este síndrome

La placenta no tiene una vida ilimitada en sus funciones sino que va madurando. La placenta no tiene una vida ilimitada en sus funciones sino que va madurando. - Pixabay

La placenta se forma alrededor de las 12 semanas de embarazo, madura y se desarrolla.

Durante el último mes de embarazo, es normal que la placenta envejezca. Y dado que no cumple su función una vez han transcurrido las 42 semanas de embarazo, es común que los partos se induzcan a partir de esta fecha.

Diversos estudios han demostrado que unas bacterias de pequeño tamaño, conocidas como nannobacterias, pueden también provocar la calcificación placentaria.

¿Cómo prevenir la placenta envejecida?, acá te damos algunas recomendaciones:

El consumo de proteínas y verduras son cruciales para el crecimiento de tu bebé durante el embarazo y evitar la placenta previa. El consumo de proteínas y verduras son cruciales para el crecimiento de tu bebé durante el embarazo y evitar la placenta previa. - Pixabay

– La forma más sencilla para prevenir esta condición es evitar los factores de riesgo que aumentan el estrés oxidativo.

– No debes consumir alcohol, ni fumar durante el embarazo.

– Se ha demostrado que la suplementación con ácido fólico reduce el riesgo de parto prematuro y placenta previa. Los cereales fortificados son fuentes importantes de ácido fólico. Las verduras de hoja verde, los cítricos y los frijoles y guisantes secos son buenas fuentes de ácido fólico.

– Debes llevar una dieta balanceada rica en frutas, verduras y hortalizas, de acuerdo a los requerimientos nutricionales pautados por un especialista.

– Chequea con mayor regularidad la hipertensión o si sufres de diabetes. Ambas están relacionadas con la aparición de la placenta previa.

– Debes hacer un seguimiento prenatal estricto y constante de la gestación.

– El consumo de proteínas son cruciales para el crecimiento de tu bebé durante el embarazo y evitar la placenta previa. Las ideales son la carne magra, las aves, el pescado y los huevos son grandes fuentes de proteínas. Otras opciones incluyen frijoles y guisantes, nueces, semillas y productos de soja.

Algunos factores que podrían influir en el envejecimiento prematuro de la placenta son:

– El consumo de tabaco, que puede provocar la calcificación de este órgano.

– Las enfermedades como la hipertensión o la diabetes. Así como las enfermedades renales y vasculares.

– El síndrome antifosfolipídico, que afecta al sistema inmunológico y que provoca que la madre genere anticuerpos que atacan a este órgano.

3 ejercicios de yoga para mantener el cuerpo y la mente relajados durante el embarazo

Incorpóralos a la rutina diaria y verás como tu organismo y tu cerebro te lo agradecerán

Mas de este tema:

3 ejercicios de yoga para mantener el cuerpo y la mente relajados durante el embarazo

Náuseas, fatiga y embarazo, seis remedios naturales que te ayudarán

Aprende a combatir la ansiedad y depresión en el embarazo o tu bebé podría correr riesgos