Los incendios en California demuestran que estamos acabando con el planeta

Nos encontramos frente a una de las crisis ambientales más terribles de todos los tiempos

En los últimos meses, decenas de incendios forestales han mantenido en estado de alerta al sur de California, Estados Unidos. Miles han perdido sus hogares y las llamas se han encargado de acabar con la vida de cientos de especies.

Ahora, lo que más preocupa son los fuertes vientos completamente secos, los cuales han obligado a casi 100,000 personas a evacuar rápidamente la región en el condado de Orange. Las advertencias de bandera roja cubren todo el estado pues las condiciones de incendio son “críticas".

Casi un millón de californianos se quedaron sin electricidad el martes por la mañana debido a los cortes de energía deliberados que hicieron las empresas de servicios públicos, principalmente Pacific Gas & Electric Corp., para reducir el riesgo de provocar un gran incendio. Algunos cortes también fueron causados por el viento que derribó árboles y líneas eléctricas

Dos jóvenes bomberos resultaron gravemente heridos el lunes mientras luchaban contra el incendio de Silverado, según la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange. Ese incendio creció de unos pocos acres el lunes a 11,200 acres el martes por la mañana, con un 5 por ciento contenido. 

Los incendios son cada vez más preocupantes que en años anteriores lo que deja claro que el mundo está enfrentando una de las crisis ambientales más graves de todos los tiempos. Ningún rincón del mundo es inmune a las devastadoras consecuencias de esto. 

Mientras que el aumento de las temperaturas está alimentando la degradación ambiental, los desastres naturales y las condiciones climáticas extremas, la acción del ser humano también ha tenido gran influencia en la crisis ambiental que estamos viviendo.

Los incendios forestales pueden ser causados por una acumulación de materia muerta (hojas, ramitas y árboles) que con el calor, se pueden incendiar espontáneamente el área circundante. Sin embargo, los expertos informan que el 90% de todos los incendios forestales son provocados por humanos.

De acuerdo con Wildfire Defense System, la quema de vegetación muerta es ilegal sin embargo,  se ha convertido en una constante pues en algunas regiones son permitidas en ciertas épocas del año.

Las fogatas desatendidas también son otro factor de riesgo, provocado por las personas ya que estas se han convertido en un atractivo veraniego que terminan siendo una de las principales causas de incendios forestales.

La líneas eléctricas caídas son la tercera causa más común de incendios forestales en California. Casi el 10% de estos son el resultado de líneas eléctricas caídas, lo que equivale a aproximadamente 400 incendios por año.

Durante los últimos seis años, más de 1,500 incendios forestales en California fueron causados ​​por cables eléctricos caídos. Pacific Gas & Electric Co. (PG&E), se ha enfrentado a demandas por su responsabilidad en el inicio de una serie de incendios forestales en 2017 y 2018.

En 2020, PG&E pagó un acuerdo de $ 11 mil millones para resolver todas las reclamaciones de subrogación de seguros de estos incendios (de ahí la decisión de hacer cortes eléctricos para "prevenir" que se avive el fuego).

Otras causas principales de incendios forestales son los cigarrillos desechados. En 2017, los incendios forestales causados por cigarrillos causaron $ 6 mil millones en daños a la propiedad. Los choques de vehículos y chispas del motor también tienen que ver con las llamas.

Las devastadoras consecuencias a largo plazo.

Cuantos menos árboles y plantas haya, menos aire limpio tenemos para respirar. Sin plantas ni árboles, los animales que sobrevivieron ya no tienen nada para comer.

Se pierden ingresos y empleos para los trabajadores del campo agrícola cuyos cultivos y animales fueron destruidos por el incendio forestal. Cuando las personas están sin trabajo, la economía sufre, lo que dificulta la recuperación.

Además de acabar con la flora y fauna de extensas áreas, los incendios también crean problemas adicionales que pueden representar riesgos para la salud de los adultos mayores, los niños y las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Más de este tema

Los desastres ecológicos que muestran que estamos acabando con el planeta

Influencer posa en medio de los incendios de California y demuestra la deshumanización que estamos viviendo

Por qué tener hijos es una de las cosas más destructivas que puedes hacerle al planeta

Te recomendamos en video