Celebs

Kim Kardashian no se conformó con Marilyn Monroe: ahora fue por una icónica pieza de Lady Di

La socialité no se conformó con la polémica detrás del vestido de Marilyn Monroe, ahora fue por otra pieza histórica

Vestido Bob Mackie para Marilyn Monroe /Kim Kardashian / Lady Di

Kim Kardashian no pasa un segundo sin ser el titular de una nota de prensa, y es que se la vive dando de qué hablar, para bien o para mal, la dueña de SKIMS siempre logra mantenerse en la boca de todos y esta vez fue por adquirir una pieza con un fuerte valor histórico.

Al parecer la socialité tiene una especial fijación por piezas que hayan utilizado otras personalidades del mundo del espectáculo, pues recordemos aquel momento cuando asistió a la MET Gala con el vestido de Marilyn Monroe, mismo con el que le habría cantado “Happy Birthday Mr. President” al entonces presidente de Estados Unidos John F. Kennedy en el Madison Square Garden en 1962.

Recordemos que esta pieza fue confeccionada a la medida de la actriz y se trató de una creación de Bob Mackie, misma que incluyó un total de 2,500 piezas de pedrería puestas a mano.

Kim Kardashian retomó esta pieza para la MET Gala, hecho que causó polémica luego de que la famosa explicara que había tenido que adelgazar siete kilos para poder entrar en el vestido que, por cierto, terminó dañando, hecho que causó una seria indignación al tratarse de una pieza de valor histórico, además de llevar un discurso erróneo a las mujeres acerca de ‘encajar’ en una prenda de ropa y no al revés.

Kim Kardashian adquiere una icónica pieza de Marilyn Monroe

Su afición por utilizar piezas de valor histórico llegó a un nuevo nivel. Fue el portal TMZ quien habría anunciado que Kim Kardashian habría adquirido el icónico collar de Lady Di Attalah Cross perteneciente a la joyería Garrard, a través de la casa de subastas Sotheby’s por un total de 197, 453 dólares.

La historia detrás del collar ‘Attalah Cross’ de Lady Di que adquirió Kim Kardashian

La princesa Diana utilizó esta pieza en 1987 y fue la única vez que fue vista con él durante un evento de caridad en Londres, pues se trató de un préstamo por parte de la joyería que sabía del especial cariño de la princesa hacia esta joya que forma una cruz morada de amatistas, rodeada de diamantes y flores que combinó con un look de terciopelo en tonos morados y negros.

En ese entonces, esta cruz de joyería, estaba considerada como algo atrevido, al menos para la época que se vivía.

Esto no es todo, pues se dice que Kim Kardashian mantiene su gusto por este tipo de piezas, copiando algunas de las joyas que en su momento habría utilizado Elizabeth Taylor, Jackie O y otras celebridades.

Los comentarios respecto a la nueva compra de la empresaria no se hicieron esperar, y algunos de los usuarios ya han hablado de su fijación por los objetos de legendarias mujeres, otros han mostrado una postura más dura mencionando que “por más que compre cosas de íconos ella jamás será uno”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos