Celebs

Maribel Guardia inicia una de las batallas más difíciles en su vida: será intervenida en enero

La actriz costarricense está preocupada por su madre de crianza a quien le diagnosticaron por segunda vez cáncer

Maribel Guardia es el apoyo de su hermana Vilma Chacón a quien considera su madre de crianza

A sus 63 años, Maribel Guardia tiene uno de los cuerpos más espectaculares del mundo del entretenimiento, además, ha sido ejemplo para esas mujeres de estar sana.

Recientemente está pasando un momento muy difícil desde el punto de vista personal, pues dio a conocer que su madre de crianza, su hermana Vilma Chacón, libra una segunda batalla contra el cáncer.

Explicó Guardia que a Chacón le habían detectado cáncer de estómago y logró recuperarse, pero hace poco le diagnosticaron cáncer de mamá y ya fue intervenida quirúrgicamente y deberá seguir el proceso natural de recuperación.

El susto la llevó a examinarse

Pero ante esa situación y con el antecedente de que su madre biológica falleció de cáncer cuando Maribel apenas tenía 9 años de edad, la actriz decidió someterse a unos estudios médicos tras sentirse un bulto extraño en su cuerpo.

“También me he hecho muchos examencitos (exámenes). Me tengo que hacer algún arreglito en enero”, explicó Guardia a la prensa, reseñó People.

Las cosas se complicaron para quien fue Miss Costa Rica en el año 1978, el bulto es un tumor que le causó gran preocupación.

Ante esa situación se sometió a otras evaluaciones que detectaron que el tumor es benigno; sin embargo, debe someterse a una intervención quirúrgica para extirparlo definitivamente.

“Es una operación que tengo que hacerme. No es delicado, gracias a Dios, porque me hice la biopsia y estaba bien, pero seguro tengo que operarme en enero. Algo ahí, pero no lo voy a decir ahora, luego les cuento”, precisó.

Preparada para enero

Maribel Guardia aseguró que su preocupación por quien considera su madre y los resultados de sus propios exámenes, le generaron un proceso de estrés que poco a poco ha podido controlar.

Aprovechó para explicar cómo se encuentra Chacón. “Te pueden operar el seno, pero el espíritu no hay quién te lo opere. La actitud es muy importante. Mi mamá es una gente muy alegre”.

“Estuve muy deprimida con lo de mi mamá, pero curiosamente la que me levantaba era ella. Es una mujer con ese sentido del humor”.

Maribel continuará con sus compromisos profesionales y también dedicada a cuidar a quien considera su madre de crianza hasta verla completamente recuperada.

En enero se someterá a su operación para salir de esta preocupación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos