Celebs

“Ya lo perdoné”, hijo de Erika Buenfil confiesa que ama pasar tiempo con su padre tras 17 años de ausencia

Nicolás Buenfil aseguró que convive mucho más con su padre Ernesto Zedillo Jr.

Hijo de Erika Buenfil perdonó a su padre por 17 años de ausencia

Erika Buenfil enfrentó una de las duras pruebas de la vida con la mayor valentía cuando le tocó ser madre soltera y sacar a su hijo Nicolás adelante sola.

Y es que el padre de su hijo, Ernesto Zedillo Jr., se alejó apenas supo que estaba embarazada, y luego la actriz se enteró cuando tenía ocho meses que él se había casado, por lo que le tocó a ella asumir el rol de madre y padre.

Aunque no fue fácil lo logró, crio a un niño de bien, y ahora es un joven con valores, una gran madurez, y un corazón noble, que decidió perdonar a su padre a pesar de estar 17 años ausente.

Y es que hace unos días Erika reveló que Ernesto buscó a su hijo para conocerlo y ahora, ya conviven mucho más seguido, algo que a ella no le ha molestado ni trata de impedir.

Te recomendamos: Erika Buenfil: fotos de las veces que ha mostrado sus celulitis y nos dice “no tengas miedo de lucirlas”

Hijo de Erika Buenfil revela que perdonó a su padre tras 17 años de ausencia

Aunque el hijo de Erika Buenfil asegura que nunca le hizo falta su padre, pues vio en la actriz a su madre y padre, la verdad es que conocer a Ernesto y convivir con él y la otra familia que él tiene lo ha hecho muy feliz.

“Ya lo perdoné, no le guardo rencor. Me gusta verlo y convivir con él junto con mis dos medias hermanas (Isabella y Victoria). Veo que las cuida y que ellas lo quieren, eso es suficiente para mí. Es un gran hombre”, dijo Nicolás a la revista Quién, demostrando su nobleza.

El joven, quien actualmente estudia el segundo año de preparatoria, asegura que prefiere no tocar el tema de la ausencia con su padre, pues ya no vale la pena, prefiere disfrutar este momento y no pensar en el pasado.

“Ahora que salgo con mi papá está muy bien, me gusta, no importa que no haya sido antes. Ya no tiene caso. Ahora lo veo seguido y eso es lo que cuenta. A veces salimos a comer a un restaurante rico de Polanco, al cine o a algún museo y está bien así, nos divertimos. No pensaría en vivir con él porque no dejaría sola a mi mamá”, dijo.

Te recomendamos: A Erika Buenfil la dejaron plantada y otras decepciones amorosas que vivió y la hicieron más fuerte

Además, aseguró que no le importa no llevar su apellido, ni quiere ningún tipo de herencia, pues él es Buenfil como su madre, y se siente orgulloso de ello.

“Mi mamá significa mi mundo, no sé qué haría sin ella. Es mi guía, mi apoyo incondicional en las buenas y en las malas. Le cuento todos mis problemas y siempre me ayuda a resolverlos. Es mi mejor amiga, la amo y admiro su terquedad y lucha de todos los días. Es una fregona porque ella sola, trabajando duro, me sacó adelante con amor. Estoy feliz y agradecido por ello”, dijo Nicolás sobre Erika, dejando ver lo mucho que la ama.

Tags

Lo Último


Te recomendamos