Espectáculos

Adela Noriega y Thalía: Esta es la escena de ‘Quinceañera’ que causó revuelo y fue censurada

El melodrama fue toda una sensación en los 80 por sus temas considerados tabú para la sociedad de ese entonces.

La producción protagonizada por Adela Noriega y Thalía fue revisada por la Secretaría de Gobernación y censuraron algunas escenas.

‘Quinceañera’ fue una de las telenovelas más comentadas de la década de los 80 por su particular historia protagonizada por Adela Noriega y Thalía, en donde ambas se enfrentaban a situaciones complejas, mientras dejaban la niñez para convertirse en adolescentes.

La producción estrenada en 1987 ha sido uno de los papeles más emblemáticos de Noriega quien se apartó de las pantallas hace casi 15 años, causando incertidumbre entre sus fans sobre su paradero.

Y es que la actriz fue considerada por muchos años una de los rostros más queridos y talentosos de la televisión mexicana y muchos esperan con ansias su gran regreso.

La escena prohibida de ‘Quinceañera’

‘Quinceañera’ retrata a las amigas Maricruz (Noriega) y Beatriz (Thalía). La primera es una chica de una familia humilde mientras que la otra joven pertenece a una familia adinerada.

La producción dedicada a la juventud del momento generó miles de opiniones por su trama, por lo que algunas escenas de la misma tuvieron que ser censuradas.

Así lo reveló Carla Estrada, quien era la productora de la telenovela y reveló que a pesar de la buena aceptación que tuvo en el público tuvieron que enfrentar distintas complicaciones para poder lanzarla, pues algunos de los temas abordados eran considerados inapropiados.

El libreto fue supervisado por la Secretaría de Gobernación, quienes pidieron sacar las escenas de la de la violación de Maricruz, la protagonista interpretada por Noriega, así como otras escenas con contenido sexual, en donde también se llegó a hablar de las drogas o se hizo uso de lenguaje violento.

“Me dijeron (de Gobernación), que no podían abusar de Adela Noriega en la novela, ella era la quincenañera y eso era base de la historia, entonces lo que tuvimos que hacer fue que el público supiera que no la atacaban de esa manera, pero que ella pensara que sí”, contó.

Estrada recordó que en aquel entonces cada libreto era revisado por la Secretaria y si alguna escena no les gustaba debía modificarse por completo.

“No podía decir la palabra “amante”, por ejemplo, y tenía que ser reemplaza por querida. “Junto a Edmundo Báez y René Muñoz (en paz descansen) nos poníamos a pensar cómo solucionarlo, fuimos cambiando la palabra amante por querida, pero después de que me revisaban los libretos y hacíamos las grabaciones yo tenía a una persona de gobernación que me revisaba las grabaciones, si los amantes se besaban teníamos luego que mandar a otra imagen”, agregó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos