Celebs

“El embarazo no me gustó y la lactancia me costó trabajo”: Ingrid Coronado habló sobre lo complicado que fue convertirse en mamá

Ingrid Coronado habló de lo mal que la pasó con la lactancia materna y las fans se identificaron con ella

Ingrid Coronado y Tábata Jalil son dos de las conductoras más queridas de la televisión mexicana por su carisma y elocuencia y en su reciente participación en el programa “Pinky Promise” con Karla Díaz, conquistaron al público con su sinceridad.

Durante la conversación, hablaron de la importancia de mostrar tu vulnerabilidad, poner límites y de seguir lo que te apasiona pero también revelaron las situaciones difíciles que vivieron en la televisión, específicamente en Venga la Alegría.

“No sabes, la presión de la televisión y de repente no es una son 7 alrededor de ti, el chícharo, la gente y aquí... Y tú dices ‘oye, espérame tantito y explotas”, narró Tábata.

Por su parte, Ingrid confesó que no volvería al programa. “No volvería porque amo el radio y el radio es de lunes a viernes de 10 a 12, el el programa de Ingrid y Tamara por MVS Noticias y para mí es lo máximo en la vida.

Tras ser cuestionada por Karla Díaz sobre si en algún momento volvería, la conductora se mantuvo firme con que no lo haría. “Honestamente haciendo radio empecé a probar otros contenidos. Se habla de otros temas y me apasionan mucho más, tienen más que ver conmigo. Yo preferiría, si vuelvo a hacer tele, que sea con las temáticas que estoy teniendo en radio. Siento que la televisión es mucha presión de tiempo y dura como 5 horas. Además en radio tengo la posibilidad de viajar. Me llevo mis audífonos, mis micrófonos y me enchufo en cualquier lado”, aseveró.

Ingrid se sinceró sobre lo mal que la pasó con sus embarazos y la lactancia

Durrante el segmento “Pinky Shots”, Coronado respondió a una usuaria que le preguntó sobre lo más difícil que ha vivido como mamá, a lo que está respondió sin pensar que el embarazo y la lactancia.

“El embarazo no me gustó....y regresé tres veces. Me sentí muy mal. Náuseas, ascos, me desmayo, me da sueño. La hormona no me hace bien. Pero bueno, fue un ratito y ya”, señaló.

“La lactancia me costó trabajo. Tu ves a las mamás en los comerciales lactando y todo es bonito pero cuando te enfrentas a la la lactancia (el bebé) muerde, te jala, no sale, se te hacen bolas, se quedan con hambre. Uno piensa que es algo bien natural y bien bonito pero no, yo tuve que tomar clases” confesó y agregó que sentía mucha presión por ser la mamá perfecta, algo que quizá pudo influir en las dificultades para llevar a cabo el proceso.

“Yo quería ser una muy buena mamá. Siento que me estresaba por hacer las cosas muy bien”

Coronado también reveló que tuvo que acudir con especialistas y comprar un extractor para poder sacar la leche y darle de comer a sus hijos, pues enfrentó los mijsmos problemas con los tres.

“Sí compré la maquinita porque decían que si te sobrestimulabas producías más. Yo daba de comer, a la hora y media me sacaba y le volvía a dar. Pero le terminaba de dar y se quedaba con hambre entonces yo sacaba mis reservas de leche y se la daba en mamila. Me fue muy complicado. Pero aún así lo extendí bastante bien, les di seis meses. Sí puedo decirte que fue un acto de amor”.

La conductora no dudó en aconsejar a las mamás queestán atravesando por algo similar que se asesoren.

“Les sugieron a las mamis que sí se asesoren con especialistas porque te cambian completamente. A pesar de que me costó mucho trabajo, la experiencia fue más agradable”, puntualizó.

Ingrid no suele mostrar el rostro de sus hijos por respeto a su privacidad pero de vez en cuando comparte con los fans sus momentos con ellos pues tienen una gran complicidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos