10 mitos que te hicieron creer sobre la lactancia materna

Descubre 10 creencias erradas comunes acerca de la lactancia materna y sé libre a la hora de dar pecho.

Que si algunas mujeres no son buenas “lecheras”, que si amamantar siempre rompe los pezones, que si la madre tiene prohibidos los granos… en fin, son casi infinitas las falsas creencias que se han propagado en torno a la lactancia materna.

Lo cierto es que mucho de lo que nos han hecho creer no es cierto y, en lugar de ayudar, entorpece el proceso de crecimiento de los angelitos que apenas llegan al mundo.

Aquí te presentamos un decálogo de los mitos más frecuentes:

La leche materna no sustenta

Esta es una de las frases más comentadas por las propias mujeres que, seguramente, alguna vez dieron pecho. ¡Olvídalo!, la leche humana siempre, siempre es de buena calidad y suficiente. Es todo lo que necesita el niño.

Tan es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la lactancia materna “es la forma ideal e inigualable de nutrir y promover el correcto desarrollo del bebé”.

Y, por si te quedan dudas, la Unicef explica que contiene agua, proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas. Además de traza, hormonas y enzimas.

El niño duerme menos porque queda con hambre

Uno de los dolores de cabeza de toda mamá es lograr que su pequeño concilie el sueño. Muchos atribuyen el desvelo de los recién nacidos al hambre “porque la teta no lo llenó”.

Es otro de los dichos más recurrentes, desmentido por especialistas en el tema:

“Al llegar al mundo, el niño entra a un ambiente totalmente nuevo. Unos resultan muy dormilones, mientras que otros no logran descansar más de tres horas, pero no se trata de que estén mal alimentados”, apuntó Édgar García, pediatra intensivista.

La mami amamantadora tiene prohibidas ciertas comidas

Hazte oídos sordos cuando te “aconsejen” no comer granos o huevos porque le producen cólicos al bebé. Los cítricos, pescados y quesos entran en esta lista.

Puedes ser libre en tu alimentación porque la comida no pasará directamente a tu hijo. Lo que sí debes tener presente es comer balanceadamente para mantenerte saludable mientras llenas de vida al fruto de tu amor.

La lactancia debe ser con horarios

“Cada tres horas, 20 minutos en cada teta”, eso dicen algunos pediatras. Pero ¡no!, descarta esta instrucción. La lactancia no tiene horarios. El niño debe comer lo que quiera, el tiempo que quiera, donde quiera.

¿Quién puede saber cuándo están satisfechos más que ellos?

En menores de 6 meses, se complementa con vitaminas

La mayoría de los médicos receta vitaminas a los niños desde su nacimiento. Pero está comprobado que no hace falta agregar ningún medicamento antes de los seis meses, debido a que la leche materna contiene la cantidad perfecta de nutrientes requeridos.

Al bebé se le puede dar leche de cabra

No son opciones leches animales para los niños lactantes.

Por ejemplo, la leche de cabra es alta en grasas saturadas y tiene muy poco hierro, vitaminas D y B12; esto podría desencadenar anemias.

Además, puede conducir a la brucelosis, una peligrosa bacteria.

Amamantar duele

Probablemente, creciste creyendo que dar teta es sinónimo de dolor y no es así. Si te duele o tus pezones se rompen, sangran, el origen es el mal agarre bebé.

Dentro de su boca debe entrar tanto el pezón como la aureola, puedes ayudarlo con tus dedos.

Después de los 2 años, la leche pierde propiedades

Las proteínas, grasas, calcio y vitaminas siguen presentes en la leche materna más allá de los dos años, se reproducen y adaptan a las necesidades del niño.

Bebidas lácteas estimulan la producción de leche

Nada, más allá de la succión del bebé y el consumo de abundante agua, estimula la producción de leche. Avenas, batidos y un largo etcétera son parte de las falsas creencias.

Durante el embarazo, es nocivo dar teta al hijo menor

Si la mujer sale embarazada mientras amamanta, puede seguir dando teta. La salud de ninguno de los dos hijos se verá comprometida.

View this post on Instagram

Cuanta belleza en esta foto !!! Alimentándose en cuerpo y alma Renata de un mes y Emiliano de 19 meses de edad … los mamoncitos de mis modelos empoderados , amamantadores @andreinamorita y Carlos 💕. ❤️La lactancia en tándem: No priva al recién nacido de los beneficios del calostro. No afecta negativamente al correcto desarrollo del recién nacido. Favorece que la pérdida de peso del recién nacido sea menor y se recupere más rápidamente. Asegura una buena provisión de leche al haber más estimulación. Permite que el hermano mayor siga disfrutando de los beneficios de la lactancia materna. Ayuda a una mejor relación y adaptación de los hermanos. 💞Las razones que llevan a una madre a amamantar o no durante el embarazo y en tándem son muy personales y en cualquier caso dignas de respeto. La información profesional adecuada sobre la lactancia durante el embarazo y en tándem, así como una actitud positiva y respetuosa ante sus decisiones, mejoraría la comunicación con las madres 🤗😍 Dra Ana María Sotillo Acero . Pediatra . Consultora Internacional Certificada en Lactancia Materna IBCLC. #lactanciaentandem #lactanciayembarazo #destetenatural Disponer de buena información y sentirse “normal” ayuda a una vivencia más positiva de la experiencia. Los grupos de apoyo a la lactancia materna desempeñan un papel importante en este sentido. Mejor en compañía.

A post shared by Ana María Sotillo Acero (@dra.tetita) on

No puede amamantar quien tiene prótesis mamarias

Investigaciones médicas demuestran que las prótesis mamarias no son un obstáculo para la generación de leche y el proceso de lactancia.

Con información de Andrea Salas, periodista y madre

Te recomendamos este video