Celebs

Habla el entrenador de Chyno: revela que el cantante estará enfermo “de por vida” y “es grave”

Juan Cortés aseguró que una encefalitis complica aún más la salud del cantante venezolano

Con tan sólo 35 años de edad, el cantante venezolano Chyno Miranda enfrenta la batalla más dura de su vida. Las secuelas del Covid-19, una neuropatía periférica, deterioraron tanto su salud que lo tiene entre la vida y la muerte.

Nadie sabe qué pasa en realidad con la salud de Chyno desde que decidió en septiembre de 2021 regresar a Venezuela con su familia para dedicarse a su salud. Así lo hizo saber en un comunicado en su cuenta en Instagram, donde le explica a sus fans la razón de su ausencia.

Pero después de ese documento y de las declaraciones del intérprete Nacho Mendoza pidiendo rezar por “un milagro” para quien fue su compañero de fórmula por muchos años, las cosas se complicaron.

Los rumores del grave estado de salud se hacen cada vez más fuerte y nadie de su familia, ni siquiera la madre de su hijo, Natasha Araos, dice algo sobre la situación real del intérprete de éxitos como “Mi Niña Bonita”, “Quédate conmigo” y “Me Voy Enamorando”.

“Está gravemente afectado”

Quien enciende las alarmas nuevamente de la enfermedad de Jesús Miranda es su entrenador por más de 15 años, Juan Manuel Cortés Fernández, quien asegura que las versiones de su mejoría no son reales, como aseguró hace poco su manager Julio Ducharne.

En una entrevista para el programa ‘Chisme no like’, Cortés, quien conoce a Chyno desde 2002 cuando pertenecía al grupo Calle Ciega, aseguró que la neuropatía periférica que padece Miranda, ha hecho que el estado físico del cantante se vea gravemente afectado.

“La neuropatía ataca la masa muscular y su degradación fue muy drástica y él (Chyno) acudió a mí en julio de 2020 (…) En ese momento nadie sabía que él estaba enfermo. Siempre quiso tener su enfermedad de forma secreta”, explicó el entrenador.

Reveló que acudió a él para poder ganar peso y verse como siempre, tratando de ocultar las consecuencias de la enfermedad. Además, para ese momento, estaba programado un streming del regreso con Nacho y Miranda no quería verse demacrado.

“Chyno estaba bastante delgado, su condición física normal era de 80 kilos. Cuando él vino de emergencia porque no quería verse demacrado, en ese momento estaba pesando 69 kilos”, explicó el entrenador.

Lo tenían aislado

El coach dijo que la última vez que vio a Chyno fue en un apartamento donde “lo tenían aislado” en noviembre del año pasado.

“El estrés empeora la situación de la neuropatía periférica. Esa enfermedad genera unos dolores horribles en el cuerpo, en el caso de él era en los pies, era un nivel de dolor insoportable”, enfatizó.

Confirmó que el cantante no se recuperará de la neuropatía periférica, misma que se ha complicado por la encefalitis que también padece.

“La enfermedad es incurable, él no se va a curar de la neuropatía, pero podía vivir con ella siempre y cuando estuviera bien tratada”.

Perdió contacto con la familia

Juan Manuel Cortés dijo que al principio tuvo contacto con la madre de Chyno, Alcira, “porque me preocupaba la situación de él”.

“Si de repente hablaba con Chyno no podía entablar una conversación completa”.

Confesó que lo último que se enteró sobre la salud de Jesús Miranda es que apareció una encefalitis que “yo creo que ha complicado toda la situación”.

Cuando el entrenador conoce de las declaraciones de Nacho pidiendo por Chyno, trata de comunicarse nuevamente con los familiares del cantante pero no hubo respuesta.

“Me parece muy raro que Alcira no me haya contestado”, precisó Cortés.

Tags

Lo Último


Te recomendamos