Celebs

Revelan que Taylor Lautner fue presionado para obtener el cuerpo perfecto y así poder seguir en “Twilight”

El actor estaba amenazado sobre ser reemplazado si no conseguía hacerse musculoso

Taylor Lautner dio vida al joven hombre lobo Jacob Black, en la saga Twilight sin embargo, a pesar de que se robó suspiros y se convirtió en uno de los consentidos de las adolescentes, el camino a la fama nunca ha sido fácil.

Lautner fue calificado como uno de los “50 hombres más sexys de 2010″ por la revista Glamour. Ese mismo año ocupó el cuarto lugar en la lista de personas con el cuerpo más asombroso.

Recientemente la actriz Ashley Greene, con quien compartió créditos en la saga, reveló que Lautner pasó un trago amargo con su físico.

“No recuerdo si realmente tenían a alguien esperando entre bastidores, pero sí recuerdo que hubo discusiones sobre si podía o no transformarse en lo que necesitaba ser”, dijo Greene, quien interpretó a Alice Cullen, en el episodio de su podcast “The Twilight Effect”.

El actor tuvo que sufrir la mayor transformación mientras filmaba las cinco películas y es que se vio obligado a aumentar 30 libras de músculo para mantener su puesto como Jacob Black.

Lautner interpretó al mejor amigo de Bella en la serie y debido a que el personaje es un hombre lobo y experimenta una transformación física importante para la segunda entrega (New Moon), era necesario aumentar de peso.

Summit Entertainment incluso estaba considerando cambiar el papel y contratar a un actor “más preparado”.

Esto llevó a Taylor a esforzarse más para conseguir la musculatura que lo caraterizó en el resto de las cintas.

Sabiendo que tenía mucho trabajo por delante, comenzó a entrenar inmediatamente tras terminar de filmar sus escenas para la primera película.

“Tan pronto como terminé de filmar Crepúsculo, supe que tenía que ponerme a trabajar de inmediato; no podría haber espera involucrada”, recordó Lautner en una conversación con la revista Interview. “El día que terminé Crepúsculo, llegué a casa y comencé a ganar volumen. Para Luna Nueva, pesé 30 libras más que en Crepúsculo”.

El actor también se sometió a una dieta intensa y un regimiento de ejercicio riguroso.

Taylor Lautner

“Estaba en el gimnasio cinco días a la semana, dos horas al día. En un momento, iba siete días seguidos. Había subido mucho de peso y luego comencé a perderlo drásticamente, así que estaba preocupado. Resultó que yo también estaba trabajando demasiado. Mi entrenador me dijo que no podía sudar porque estaba quemando más calorías de las que estaba acumulando. Lo más difícil para mí fue comer. En un momento, tuve que meter tanta comida en mi cuerpo como fuera posible para acumular calorías. Mi entrenador quería que hiciera seis comidas al día y que no pasara dos horas sin comer. Si hiciera trampa al comer un día, me daría cuenta: perdería algunas libras”, dijo.

La presión de la perfección en Hollywood

Lautner no fue el único que sufrió los estragos de la presión en el set pues Nikki Reed, por ejemplo, perdió mucho cabello después de pasar horas tiñéndose de rubio su cabello castaño natural, para interpretar a Rosalie Hale en Crepúsculo.

En el mundo del espectáculo existen demasiadas presiones que exigen a los famosos ajustarse a estándares de belleza poco realistas y hemos sido bastante crueles cuando no están a la altura.

Quizá los libros de Stephanie Meyer describen que los personajes tienen un aspecto muy específico que sale de lo normal. En la vida real, las medidas para lograr eso pudieron provocar estragos reales en la salud mental y física de los actores.

Tanto hombres como mujeres son constantemente blanco de la presión para alcanzar la perfección o de lo contrario, son reemplazados algo que sin duda ha puesto en peligro a muchos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos