Celebs

El día que Jada Pinkett Smith admitió que fue obligada a casarse con Will Smith

Tras el escándalo en los premios Oscar, han surgido más historias de la relación entre Jada y Will

La conversación en torno al escándalo de Will Smith, Chris Rock y Jada Pinkett Smith durante la ceremonia de los premios Oscar, sigue dando mucho de qué hablar.

Todo sucedió cuando Chris hizo un chiste sobre la alopecia que padece Jada, lo que hizo que Smith se subiera al escenario para golpearlo. Posteriormente, el protagonista de “Proyecto Géminis” lo insultó desde su asiento.

Esto llevó a que la Academia tomara la decisión de vetarlo durante diez años de la ceremonia, además de que perdió un importante proyecto con Netflix. Smith también anunció que ingresaría a una clínica para tratar su forma violenta de reaccionar.

Hace unos días, trascendió que Jada Pinkett Smith dijo que ella nunca ha necesitado la protección de Will y que suacción fue “exagerada”.

“Nunca dije que necesitaba protección, fue en el fuego de la acción y él fue quien exageró, pero yo no lo hice ni lo haría de ninguna manera”, manifestaba la intérprete de forma sorprendente.

Por supuesto, esto desató críticas entre los internautas, quienes señalaron que Jada es una “narcisista”.

La situación sigue dividiendo opiniones y ha abierto opiniones sobre los términos que tienen Will y Jada en su relación.

Ahora los fans también han recordado el momento en el que Pinkett Smith confesó durante su Red Table Talk que fue “obligada” a casarse con el actor porque “estaba embarazada”.

Durante el programa del 22 de octubre de 2018, Jada se sentó con su esposo Will, su hija Willow Smith y su madre Adrienne Banfield-Jones y admitió abiertamente que “nunca estuvo de acuerdo con la construcción del matrimonio”.

Al reflexionar sobre el día de su boda el 31 de diciembre de 1997, Jada habló de su sentir al quedar embarazada y tener que casarse.

“Estaba bajo tanta presión, siendo una actriz joven y embarazada. No sabía qué hacer, pero sabía que nunca quería casarme”.

Y continuó: “No quería casarme, y ahora Gammy se ha ido corriendo con Will, llorando porque no quiero tener una boda, ahora me obligan a tener una boda cuando en realidad solo quería que estuviéramos los dos [ella y Will] en una montaña, porque esto es un asunto serio”. La madre de Jada se disculpó por no respetar sus deseos en ese momento.

Los Smith recordaron lo “horrible” que fue el día de la boda, en parte debido al hecho de que Jada estaba embarazada de tres meses en ese momento.

“Estaba tan molesta porque tenía que casarme. Estaba tan jodida. Fui llorando por el maldito pasillo. Lloré todo el camino”.

Mientras tanto, Will admitió que todo lo que quería desde los cinco años era casarse y tener una familia por lo que estaba emocionado el día de la boda.

Cuando se llevó a cabo el programa especial, había muchos rumores de infidelidad y la gente comenzaba a cuestionar el tipo de acuerdo que tenían los actores. Fue en ese entonces que trascendió que tenían una relación abierta, lo cual significa que hay un acuerdo para tener relaciones sexuales fuera de su matrimonio.

El propio Will detalló cómo, a diferencia de su educación religiosa centrada, Jada se había criado en un entorno más “poco convencional”.

Él le preguntó a Jada la razón por la que estaba en contra del matrimonio, a lo que ella respondió: “Simplemente nunca estuve realmente de acuerdo con la construcción. Nunca lo he hecho, todavía no lo estoy. Hasta que la muerte nos separe es real para mí. Son sólo todas las reglas e ideas”. La actriz agregó que otra de las cosas que le molestaban era que ser “esposa” te limita a hacer ciertas cosas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos