Espectáculos

Más famosas recurren a trabajos comunes para sobrellevar la crisis y es momento de respetar.

Que las famosas tengan trabajos “poco glamorosos” no las hace menos

La crisis económica suscitada por la pandemia de COVID-19 nos ha afectado a todos y cada quien ha tenido que buscar formas de salir adelante. Aunque no lo creas, muchas famosas han sido afectadas por la falta de trabajo en México y han tenido que recurrir a empleos normales para obtener ganancias.

Mientras que muchas han dado a conocer sus negocios este año, cada vez nos enteramos de más actrices que no están dispuestas a quedarse de brazos cruzados pues como todas, tienen deudas o una familia que mantener.

Los trabajos que hacen estas actrices no son menos que otros y tampoco son motivo para que reciban críticas o burlas ni para quitarles valor, ¡al contrario!

Recientemente se dio a conocer que Ana Patricia Rojo, se ha dedicado a vender suplementos alimenticios, lo que ha hecho que muchos la critiquen. La actriz ha sido muy reconocida por su trabajo de villana en diversas telenovelas sin embargo, el trabajo en los foros es cada vez más limitado. La decisión de Ana Patricia fue principalmente para ayudar a su madre y a sus hijas a salir adelante, dándonos una lección a todos de amor,  respeto y perseverancia.

“Empecé a trabajar a los cinco años. Soy una madre que está encargada de sus hijas al cien por ciento. Tengo una mamá que tiene cierta edad que también depende de mí” explicó la actriz en una entrevista. “No esperar nada más a que nos caiga el alimento del cielo o a que pasen las contingencias para poder volver a pisar un escenario. Eso no creo que me quite como actriz, eso no creo que me quite como ser humano, eso no creo que sea lamentable ni para generar lástima por parte de ninguna persona” aseguró.

Otra actriz que ha tenido que buscar la forma de mantenerse sin esperar a que el trabajo le llegue, es Alejandra Procuna quien ahora maneja su propio Uber.

En el 2017, Televisa le quitó su exclusividad y, al verse en necesidad, recurrió al servicio de transporte privado. Y aunque tuvo la oportunidad de participar en la telenovela «La mexicana y el Güero», no ha descartado aquel trabajo que también le ha dado sustento.

A pesar de contar con 30 años de trayectoria, la actriz señaló que alejarse del mundo artístico y encontrar un nuevo trabajo en México no ha sido fácil y menos con la pandemia que sigue azotando al país y al resto del mundo.

 

La periodista Lolita Ayala también se vio en la necesidad de buscar una forma alterna de generar ingresos y encontró la oportunidad perfecta en la venta de su propia línea de playeras. La comunicadora ha tenido una reconocida trayectoria en televisión, siendo una de las figuras principales de los noticieros.

Tras un inesperado «incidente» en plena transmisión Lolita se convirtió en un meme viral pero lejos de tomarlo como un ataque, aprovechó la atención de los Millennials para vender playeras con sus frases y el famoso «Phil Barrera».  ¡Ahora es la sensación del Internet!  Por si fuera poco, un porcentaje de las ventas será donado para comunidades que lo necesiten.

A principios de año, Violeta Isfel dio a conocer este año que se vio en la necesidad de abrir su propio negocio de comida, aprovechando los conocimientos que tiene en la cocina y el apoyo de su familia.

La actriz estuvo informando a sus fans sobre el proceso de las Isfelburguers, las cuales fueron idea de su hijo. A través de su canal de Youtube y su cuenta de Instagram, su negocio fue dándose a conocer al grado de que finalmente pudo abrir su local.

Muchos la criticaron pero ella demostró que no es ningún trabajo indigno y mucho menos le resta su calidad humana o como profesional pues además de darle un ingreso, es algo que disfruta hacer.

Alisson Lozz también ha tenido que buscar la forma de asegurar un ingreso fijo a través de la venta por catálogo. Desde hace un par de años, Lozz se ha dedicado a vender cosméticos, asegurando que incluso gana más que como actriz.

Pasamos momentos difíciles, una cosa llevó a la otra… Vendí muebles y otros bienes para salir adelante porque mi hermana y yo pensamos que era una cuarentena como tal, nos pusimos las pilas y lo hemos logrado», contó Lolita. «No me avergüenza decir que tuvimos que vender todo, llegamos a esta casa sólo con nuestros colchones y poco a poco iremos saliendo adelante», continuó.

Más de este tema

Alisson Lozz y Violeta Isfel demuestran que todo trabajo es digno

Violeta Isfel continúa cosechando éxitos con su hamburguesería sin importar las críticas

Violeta Isfel demuestra que las críticas no importan cuando disfrutas lo que haces

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos