5 reglas de vestimenta de la realeza que Meghan Markle nunca quiso seguir

Meghan Markle siempre desafió las reglas de la Reina

Ser miembro de la realeza británica puede parecer un sueño hecho realidad, viviendo en un palacio y portando una brillante tiara. Pero dentro de todo este estilo de vida glamoroso, existen ciertas reglas que cada miembro debe seguir.

Meghan Markle a menudo ha sido señalada como uno de los miembros más revoltosos de la Familia Real, Sin duda, pasó a la historia como una mujer que llegó para desafiar las reglas y justo cuando se creía que no podía hacer enloquecer más a la Reina, terminó por abandonar a la familia real y renunciar a su sueldo como royal, junto con el príncipe Harry. Aunque la exestrella de Suits intentó seguir el protocolo con respecto a su ropa, al final del día, siempre logró imponer su estilo. Aquí te mostramos algunas de las reglas que siempre se negó a seguir como Duquesa de Sussex.

Regla: vestir con diseñadores exclusivos de la Familia Real

Meghan siempre prefirió portar vestidos hechos por otras firmas. En el bautizo de su primogénito vistió Dior, alejándose completamente de los diseñadores británicos a los que la realeza acude como McQueen. También Markle llegó a usar Givenchy. Una gran parte de la estrategia de vestuario de Markle es defender a las diseñadoras.

View this post on Instagram

💙💙💙 @meghanmarkle_official

A post shared by Meghan Markle 🔵 (@meghanmarkle_official) on

TAMBIÉN LEE: Estas son las reglas más extrañas que las niñeras de la realeza deben seguir al pie de la letra

Regla: no al esmalte de uñas brillante

No es un secreto que a las mujeres de la realeza se les pida llevar esmalte nude o transparente en las uñas. La primera en romper esta regla, fue la princesa Diana al usar esmalte brillante azul. Kate ha tratado de suavizar esta regla al usar esmalte de uñas rosa claro de vez en cuando pero, la mayoría de las veces, la duquesa no las pinta, simplemente agrega brillo. Meghan rompió completamente con esta regla al aparecer con un esmalte de uñas negro durante una Presentación de kis Fashion Awards en el Royal Albert Hall.

Regla: las faldas no deben ser demasiado cortas y se debe llevar unas medias nude

Las mujeres de la realeza no deben usar faldas o vestidos demasiado cortos o provocativos. Generalmente, nunca están a más de tres o cuatro pulgadas por encima de su rodilla. Meghan rompió esta regla en más de una ocasión, empezando porque su vestido de bodas fue con los hombros descubiertos, algo demasiado provocativo para los ojos de la Reina.

Durante una gala en el Victoria Palace Theatre de Londres, la ex Duquesa usó un vestido corto y sin medias que dejó sus piernas expuestas. El protocolo dicta que cada vez que use una falda o un vestido, las medias son imprescindibles. Pero en medio del calor de agosto, Meghan se deshizo de éstas y salió con las piernas desnudas con un vestido negro de esmoquin Judith & Charles.

Regla: peinado siempre perfecto

Uno de los sellos personales de Meghan es su peinado desarreglado. Las mujeres de la Realeza deben aparecer siempre impecables y eso incluye un peinado perfectamente recogido.

View this post on Instagram

❤️

A post shared by Meghan Markle Style (@meghan_marklestyle) on

TAMBIÉN LEE: Así es como la Familia Real protege a los niños del acoso de los paparazzis

Regla: usar cuñas/alpargatas

Las plataformas, cuñas o alpargatas están prohibidos, según el protocolo Real. Aunque Kate Middleton llegó a aparecer con un par, no es algo que haya hecho en más de una ocasión, al menos no en un evento con la Reina. Esto es por la simple razón de que su Majestad no es fanática de ellas. Durante una gira por Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda, Meghan tuvo un encuentro con un grupo comunitario local de surf OneWave en Bondi Beach. La exduquesa rompió el protocolo cuando no sólo usó unas alpargatas Castaner en Bondi Beach, sino que además se las quitó para caminar en la playa. Parece cualquier cosa pero ni siquiera la princes Diana se atrevió a romper las reglas de esta forma.

Regla: no vestirse de negro

Durante una fiesta de verano en la residencia del embajador británico en Irlanda, Meghan apareció con un vestido negro. De acuerdo con el protocolo, la reina Isabel II, estipula que la realeza puede vestirse de negro sólo cuando están de luto. Sin embargo, Markle recurrió al negro en más de una ocasión.

 

Te recomendamos en video