Así es como la Familia Real protege a los niños del acoso de los paparazzis

El príncipe William y Kate Middleton han tenido que tomar medidas estrictas sobre los paparazzis

La princesa Diana sufrió mucho en manos de los paparazzi, particularmente en los últimos dos años de su vida. Era tal su magnetismo y misticismo que se convirtió en una obsesión para la prensa, quien quería conseguir cuánto fuese posible de ella. Pero en los últimos dos años realmente se había salido de control y terminaron por ser un factor dentro de su trágica muerte.

Dos décadas después de la muerte de Diana, la interrogante sobre si los paparazzi siguen siendo una amenaza con respecto a la Familia Real, continúa, especialmente porque involucran sin piedad a los niños reales.

View this post on Instagram

Princess Diana with Prince Harry and Prince William 🌹

A post shared by jelisaveta ✨ (@princessdiana._) on

En un último documental por la BBC sobre el accidente de Diana en París, el príncipe Harry culpa a los paparazzi que persiguieron a la princesa por no haberla ayudado y haber creado el morbo alrededor de su muerte.

"Creo que una de las cosas más difíciles de aceptar es el hecho de que las personas que la persiguieron por el túnel eran las mismas personas que tomaban fotografías de ella cuando estaba muriendo en el asiento trasero del auto", afirmó Harry.

 

Así como ocurre con las celebridades, la vida de los royals parece seguir provocando la misma fascinación pero nada ni nadie puede meterse con el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis, ¿cómo logran esto Kate y William?

View this post on Instagram

My post royal wedding withdrawal syndrome. #princegeorge

A post shared by Prince George (@princegeorge_cambridge) on

Pasan mucho tiempo fuera de Londres

Después de que la princesa Charlotte nació en 2015, William y Kate decidieron mudarse a su casa de Norfolk, Anmer Hall, una vivienda de diez habitaciones que usaron como una especie de escape para tener una vida familiar más normal. El príncipe George incluso comenzó sus estudios en una escuela cercana pero ahora que está en la escuela en Thomas's Battersea, los royals deben pasan más tiempo en Londres por lo que regresaron a vivir al Kensington Palace. Claro, su casa en Norfolk se convirtió en una casa de campo a donde suelen ir cuando quieren pasar un tiempo lejos de la ciudad y del acoso de la prensa. Aquí lo niños puedes estar libres durante sus vacaciones escolares sin temor a ser interceptados por las cámaras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por НRH PRINCESS CHARLOTTE ♔ (@charlotte.of.england) el 25 de Oct de 2018 a las 1:44 PDT

Limitan la cantidad de fotógrafos presentes en ocasiones especiales 

Cuando George y Charlotte comenzaron la guardería, las únicas fotos disponibles fueron las que Kate les tomó. En muchos casos, la familia real no contrata a un fotógrafo profesional ya que Kate toma las fotos ella misma.

En momentos como el primer día de clases de George en Thomas's Battersea School en Londres, el tercer embarazo de Kare había solo había unos pocos fotógrafos presentes, uno de los cuales era el fotógrafo real Chris Jackson, cuya esposa es la asistente personal y estilista de Kate.

Cuando William comenzó a ir a la escuela, las calles estaban llenas de periodistas y fotógrafos lo que recuerda como algo "bastante molesto".

Imponen estrictas advertencias sobre los medios

Fue hasta agosto de 2015 que el Palacio de Kensington emitió una furiosa advertencia a los medios de comunicación de todo el mundo sobre los métodos tan extremos que los paparazzi estaban empleando para fotografiar al pequeño Príncipe George.

El duque y la duquesa de Cambridge advirtieron a los editores y fotógrafos que no dudarían en emprender acciones legales para proteger la privacidad de sus hijos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por НRH PRINCESS CHARLOTTE ♔ (@charlotte.of.england) el 6 de Nov de 2018 a las 11:46 PST

 

Te recomendamos en video