De “Poker face” a “Shallow”: El increíble cambio de Lady Gaga a través de los años hasta A star is born

La artista de 32 años ahora también aspira por un Oscar a mejor actriz.

En 2007, cuando Lady Gaga apenas iniciaba su carrera como cantante y compositora, es muy poco probable que se visualizara a sí misma como ganadora de seis premios Grammy. Menos como merecedora de dos Globos de oro como actriz.

Pero lo impensable, sucedió: la artista de 32 años ahora también aspira por un Oscar a mejor actriz por su protagónico en A Star Is Born.

La intérprete de temas como Poker face y Just dance y alumna de una escuela muy católica en su adolescencia, siempre se ha caracterizado por sus vestuarios irreverentes y apuestas extravagantes en sus shows—nada más que llegó volando al escenario del Super Bowl 2019—aunque la Lady Gaga que ahora tenemos frente a nosotros parece otra, una mujer más estilizada y enfocada en su trayectoria.

Y no es precisamente algo malo. Con el paso de los años, Lady Gaga se ha convertido en una de las figuras más consolidadas dentro del mundo de la música y del cine, alcanzando la aclamación mundial: hasta febrero de 2017 había vendido más de 31 millones de álbumes y 150 millones de sencillos.

Lady Gaga y la oportunidad de su vida con A Star is Born

La preproducción de la cinta pasó por muchos problemas para concretarse. Primero, pasaron ocho años hasta que se materializó la película. Prácticamente nadie quería dirigirla y protagonizarla: Beyoncé rechazó protagonizar la película, Clint Eastwood tampoco concretó su deseo de dirigirla.

Actores como Leonardo DiCaprio, Tom Cruise y Johnny Depp rechazaron rotundamente protagonizar la película. Hasta que llegó el proyecto a manos de Bradley Cooper, quien no solo aceptó protagonizar A Star Is Born sino dirigirla y coescribir el guión.

El mismo Bradley le ofreció sin dudar el papel de Ally a Lady Gaga, quien lo aceptó de inmediato, embarcándose en uno de los proyectos que más éxitos le da proporcionado en su carrera no solo en lo actoral, también en lo musical: canta junto a él el soundtrack de la película, cuya canción principal Shallow está nominada al Oscar a mejor canción.

Ahora, Lady Gaga se ha convertido en un referente de la moda.

En cada alfombra roja de premios deslumbra no por sus atrevidos trajes sino por la sobriedad, seguridad y fuerza que proyecta. Es invencible e inmune a las críticas y comentarios negativos.

View this post on Instagram

#AStarIsBorn

A post shared by Lady Gaga (@ladygaga) on

Te recomendamos en video: