Selena Gomez regresó a terapia por problemas de ansiedad y depresión

Selena Gomez no ha tenido un año difícil

Selena Gomez ha estado en la cima del mundo, ha caído y se ha vuelto a levantar como toda una diosa. Pero la mente juega sucio y ella aún tiene que enfrentar su enfermedad y el acoso de las masas.

Su ruptura con The Weeknd y su reencuentro con Justin Bieber han provocado que la cantante vuelva a acaparar la atención lo cual sin duda, se a convertido en una forma de acoso constante con tal de tener pruebas de lo que sea que pase entre ellos.

SO CUTEEE😍

A post shared by Selena Gomez & Justin Bieber (@_justin_selena_forever) on

En cuanto al terreno laboral, Selena también ha tenido una agenda muy apretada, regresando a la industria musical con un nuevo disco, incursionando en mundo de la moda como imagen de Puma y Coach (además de diseñar su propia colección), haciendo cine con el polémico Woody Allen y produciendo la serie 13 Reasons Why para Netflix. Especialmente estos últimos dos proyectos han sido motivo de escándalo, lo cual seguro fue un dolor de cabeza para ella.

Por todo eso, Selena acaba de internarse en un centro de la ciudad de Nueva York para tener terapias que además de atención psicológica, incluyen sesiones para hacer pilates, yoga y meditación así como el seguir una dieta saludable. La también actriz se sometió a un tratamiento para tratar su depresión y su ansiedad.

“Sentía que necesitaba apartarse y centrarse en ella misma sin distracciones. Ha vuelto muy empoderada”, ha dicho una fuerte cercana a la artista, de 25 años, a la revista People. Ahora ya está en Los Ángeles, y está trabajando en nueva música, añaden las mismas fuentes.

Selena quiere poner su salud y su bienestar por encima de todo, y es por eso que la cantante decidió volver a terapia. Y es que esta no es la primera vez que Selena Gomez acude a terapia, y según fuentes de People no descarta volver este año. En agosto de 2016, la cantante anunciaba que se retiraba de los escenarios porque sufría ansiedad, ataques de pánico y depresión, como resultado del lupus que padece, y quería centrarse en “mantener su salud y su felicidad”. Tras su regreso, la propia Selena Gomez contó que uno de los motivos por los que había decidido hacer un parón era por la presión que sentía, sobre todo de las redes sociales.

“Instagram se había convertido en algo que me consumía. Me levantaba y me iba a dormir con ello. Era una adicta, y veía cosas que no quería ver y me metía cosas en la cabeza de las que no me quería preocupar”, relató en entrevista para Vogue el año pasado.

 

 

LEER MÁS

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO