Colombia

#Opinión: hombres colombianos ¿para cuándo el honor y dejan de culpar a Valentina Trespalacios por ser asesinada?

Hartas, hartas estamos de ese machismo espantoso que nos carga incluso los abusos que ellos nos propinan.

Valentina Trespalacios no merece ser culpada por su propia muerte

Otro nuevo feminicidio en Colombia, como una triste nula novedad. Y como espantoso complemento, los hombres colombianos burlándose de una joven asesinada y diciendo que ella misma se lo buscó. No, Valentina Trespalacios “no se buscó” absolutamente nada, porque el hecho de existir para los machistas que pululan en este país ya es motivo de incluso, sí, asesinato.

Ya sé lo que van a rebuznar. “Malditas feminazis, no se les puede decir nada”. “Odian a los hombres”. Y todas esas peroratas que mis antecesoras desde hace un siglo ya escuchaban para que no siguiéramos, como mujeres, atadas a las patas de una cama como yeguas de cría mientras éramos propiedad de un energúmeno. Pero en Colombia, al parecer, muchos hombres nos quieren tener así en todo aspecto. Es por eso que cuando una mujer como Valentina siendo una DJ, teniendo una pareja y sí, como toda mujer soltera, disfrutar de una libertad que jamás se les ha cuestionado a los hombres, entonces ella se “buscó que la mataran por buscar un pene”.

Juro que hasta un organismo unicelular tiene más capacidad de razonamiento, pero esto es lo que tenemos justo ahora en este país.

Y es lamentable, porque si bien hay mujeres que juran que el feminismo es innecesario y por eso pueden trabajar y ser como son (ignorando las luchas de quienes incluso se tiraron hacia los caballos para conseguirlo), parece ser que un porcentaje de caballeros en Colombia no entiende que hay mujeres, también en incremento, que ya no tolerarán más su machismo y violencia internalizada.

Y menos cuando se trata de justificar lo que nos han hecho de manera repetida y nos siguen haciendo.

Si más se tapan los oídos, más se van a incomodar

Y también, como es predecible, hay hombres que reaccionan con furia cuando se les señala todo esto. Cuando se les dice lo que son. Cuando tratan de decir que no todos, sí, no todos, pero entonces, si tú no haces las cosas que ya están tipificadas, ¿por qué sales a excusar a los que sí lo han hecho y siguen haciendo cosas como abuso simbólico y físico?

Claro, esto no lo entienden muchos hombres en el caso de Valentina, cuyo esquema es tan básico que sigue girando en torno a ellos: por “bonita” entonces es mala, por “bonita”, entonces fue “buscona”, por “bonita la mataron” y por bonita hay que revictimizarla. Si fuera fea para sus estándares, qué sorpresa y qué honor tendría incluso el ser abusada o “mirada por un hombre”, porque de esto depende su valor.

Y así hay una sarta de comentarios lamentables que indican cuán poca cosa son algunos hombres para valorar a las mujeres de su entorno, para ver que hay algo más diferente a una puta y a una santa. Y en el caso de Valentina Trespalacios y las que espero no sigan, pero sé que seguirán, será lo mismo.

Siendo así, ¿hasta cuándo un poco de empatía, al menos si no hay razón?

Tags

Lo Último


Te recomendamos