Colombia

El absurdo y anticuado código de vestuario que quiere imponer Gustavo Petro en su posesión

¿Eso no contradice todas las transformaciones sociales a través del vestido que han mostrado los políticos de su partido?

El dress code de la posesión es anticuado.

Los políticos del Pacto Histórico se han caracterizado por mostrar su identidad y las causas que apoyan a través de la moda. Por esta razón, es absolutamente absurdo y hasta anticuado el código de vestuario que se quiere imponer en la posesión de Gustavo Petro.

De hecho, es lo más decimonónico, cuadriculado y anacrónico posible: traje oscuro. Como si los políticos fuesen esos oscuros hombres de levita que Gabriel García Márquez mencionaba en “Cien Años de Soledad”, por ejemplo. Políticos decimonónicos que correspondían más bien a los códigos de la Gran Renuncia Masculina del siglo XIX, donde el hombre dejó de adornarse para “parecer útil”.

“Dice mucho el que la invitación a la posesión de Petro prescriba el traje oscuro: la ciudad vieja, la política centralista, el poder basado en la masculinidad, la prisión colonial del vestido que dice que el traje inglés es la ‘verdadera’ elegancia. 1.”, explica en un hilo de Twitter el investigador y crítico de moda Edward Salazar.

“Dice: póngase el uniforme, haga caso -menor de edad-, no haga ruido, siéntese en el pupitre. Porque Colombia todavía es una escuela del siglo XIX. Así que liberar la apariencia es también una forma de convocar la transformación”, expresa.

Justamente, su movimiento político promulga todo lo contrario

De hecho, funcionarias como María Fernanda Carrascal, Katherine Miranda, Jennifer Pedraza e incluso hasta la misma hija de Petro, Sofía, han mostrado que la moda puede ser politica, e identitaria.

Ellas han usado marcas de excombatientes y artesanos que muestran cómo esta industria ha transformado a la sociedad colombiana en los últimos años al incluir grupos otrora estigmatizados y/o marginalizados.

Es más: por eso Francia Márquez también ha atraído a la gente que ve poder en lo simbólico, al usar piezas del diseñador Esteban African, coloridas y que refieren a su origen afro, y que distan mucho de ese absurdo y anticuado código de vestuario que se quiere imponer en esta posesión presidencial y que corresponde a tiempos donde sólo existía una representación corporal.

Tags

Lo Último


Te recomendamos