Colombia

Ixel Moda: una reivindicación del Caribe y la historia de Colombia a través de la moda

La academia y la cultura se unen para reactivar lugares que alguna vez fueron importantes en el país, y Puerto Colombia fue destino de moda.

Judy Hazbún- Colección Resort

Hace un siglo, Puerto Colombia era el puerto de entrada de la moda del país, y de hecho, la principal conexión de Colombia con el mundo. A través de sus muelles entraban historias, mercancías, tesoros. Y por supuesto, ropa que mostraba cómo cambiaba el espíritu de los tiempos.

De este modo, Erika Rohenes, presidenta de Ixel Moda - el evento académico de moda más importante de Colombia- en consonancia con la Gobernación del Atlántico y Fontur, decidieron, en un glamoroso desfile en el muelle, rescatar estos tiempos de esplendor para volver a situar a este municipio del Caribe como el centro cultural y de arte que fue en tiempos, y que se reviste de nuevos significados.

Esta fue la premisa de ‘El Origen’, la versión de Ixel Moda Itinerante (cuya segunda versión, ya académica, tendrá lugar el 29 y 39 de septiembre, como siempre, en Cartagena), donde se quiere consolidar el Caribe como un destino experiencial de moda como cultura. Es por eso que diseñadores de esta región, que ya son referentes en la industria, como Lina Cantillo, Juan Pablo Socarrás y Judy Hazbún honraron a sus ancestros migrantes desde diversos puntos de vista y también las historias de quienes conformaron la industria de moda y así la democratizaron, ya que junto con los judíos fueron quienes trajeron la moda a las masas en este siglo.

Los tres creadores trabajaron de la mano de artesanos locales, que se especializan en la iraca, material primigenio de la región. Cantillo se decantó por los estampados de su historia familiar y expresiones en los gráficos. Hazbún, por su parte, presentó su colección Elena, donde también rindió homenaje a sus ancestros libaneses, también en primera fila.

Ambientó su desfile  con música y un ambiente más desenfadados, que recordaban esa alegría del viejo esplendor de la Barranquilla de los años 50, hizo una colección resort donde incluyó también a modelos plus size. Cosa que ya había desarrollado, por supuesto, al ser la primera diseñadora de moda en Latinoamérica en crear una colección para este rubro con siluetas fluídas, versátiles y coloridas de manera desenfadada, pero con un glamour clásico que la hace destacarse en el país. Y por último, Juan Pablo Socarrás, en colaboración con el fotógrafo Andrés Espinosa, sale de su zona de confort: conserva su tailoring y colaboración y co creación artesanal tradicional, pero mezcla ese minimalismo versátil que hace parte del universo estético de este artista para dar una colección que se acerca más a esa complejidad de lo simple que reina en las pasarelas.

“Si no aprendes a co -crear, no aprendes a avanzar”, le dijo Socarrás a PUBLIMETRO.  “Y la idea era explorar un concepto que no tenía antes, donde se conservara precisamente la hechura y la ejecución, pero donde se explorase precisamente esa idea de frescura y minimalismo que tiene Andrés”, explica.

Por su parte, Hazbún también se sumó a este proyecto por pertenencia y por mostrar cómo está respondiendo, al menos desde su orilla creativa, ante la demanda de los tiempos: “Quise hacer parte del Origen, y homenajear a mis ancestros en este reencuentro. A su vez, quisimos trabajar con distintas fundaciones, con distintos complementos: carteras de Iraca, por los pescadores de Puerto Colombia, y los zapatos hechos a mano por una empresa de Mompox. La idea es colaborar y sostenernos entre todos y aprender de la pandemia: todos somos uno y aprender que trabajando juntos podremos aprender mejor”, le explicó a PUBLIMETRO.

Ella, al ser quizás la única diseñadora hispanohablante en el rango de moda de autor en enfocarse a otros mercados y formas, como el de la talla grande, muestra su conexión profunda, de hace años, con las necesidades de las mujeres: “la  inspiración me habla todos los días y hablo sobre los descubrimientos de las mujeres.  En la pandemia siempre llegaban las mujeres grandes y no se sentían aceptadas, en mi empresa siempre hemos aceptado a las personas. En focus group las escuchamos, y ñas mujeres que no eran grandes se sentían mal, y otras no, etc. Así, empieza este tema que va más allá de vestirse y es una problemática que hay que entender,  que la moda puede ser una experiencia si está diseñada para estos cuerpos. Por eso todo lo que hago, todo ,está hecho sobre un cuerpo real. Por esta razón, incluyo a una mujer donde ella se expresa y hay funcionalidad. Y la iedea es que tú seas tu propio diseñador. Y todavía hacemos curaduría de esas piezas, es la primera vez que tomo este riesgo. Y me encanta porque el aprendizaje es maravilloso. De este modo, todo lo que la gente pueda aportarnos entra en este proceso.”

Puerto Colombia, destino de gastronomía y arte

La casa del artista Alexander García Esguerra, un sueño para todo aquel que adore la cultura visual, es una restauración de una casa de inmigrantes italianos de los años 20, decorada con sus obras y también con adquisiciones exquisitas que ha encontrado alrededor del mundo. Cerca al mar, se planea convertirla en una casa museo para potenciar todo lo que puede ofrecer Puerto Colombia a nivel simbólico y cultural. Igualmente, restaurantes como Mediterráneo y sitios como Kilimanjiaro muestran que se puede disfrutar del ‘dolce far niente’ frente al mar con preparaciones exquisitas de comida de mar.

Ahora, si lo que quiere también son artesanías, los artistas locales, duchos en pintura, escultura y accesorios de moda, en el muelle restaurado, muestran productos exquisitos y sofisticados que pueden deleitarlo con productos innovadores que renuevan el saber originario.

Tags

Lo Último


Te recomendamos